TENDENCIAS

Un boicot viral propone regalar tu ropa Abercrombie a personas sin hogar (VÍDEO)

15/05/2013 15:14 CEST | Actualizado 15/05/2013 15:14 CEST

La marca estadounidense de ropa Abercrombie & Fitch es conocida por su agresiva y polémica estrategia de marketing: publicidad protagonizada por jóvenes y esculturales cuerpos, inauguraciones de tiendas con bailarines de torso desnudo y dependientes perfectos cuidadosamente seleccionados (en España se llegó a ofrecer el trabajo a universitarios por la calle a lo 'cazatalentos').

En 2006, el consejero delegado de la empresa, Mike Jeffris, confesó a Salón que fichaban a dependientes así "porque la gente atractiva atrae a otra gente atractiva y queremos dirigirnos comercialmente a gente 'cool', atractiva. Solo queremos dirigirnos a eso". La polémica, siempre viva, se ha reactivado después de que Robin Lewis, autor de un libro sobre la compañía, dijera que Abercrombie no fabrica ropa de mujer mayor a la L porque no quiere que la marca sea llevada por mujeres de talla grande.

Abercrombie también ha saltado a los medios por polémicas relacionadas con su trato a los empleados como "castigar" a sus dependientes con flexiones, obligarles a comprar y llevar su ropa, discriminar a minorías, hacer trabajar en el almacén a una mujer con una discapacidad física o no contratar a musulmanas que usan pañuelo.

Así las cosas Greg Karber, un joven creador audiovisual de Los Angeles, ha decidido crear una campaña para "reorientar" la estrategia de marketing de Abercrombie & Fitch haciendo que otro tipo de público -que no es precisamente el veinteañero universitario blanco y perfecto que ellos quieren- lleve su ropa. Karber pide a la gente que regale sus prendas de la marca a personas sin hogar a través de un hashtag de Twitter (#FitchTheHomeless) y un vídeo que está siendo muy compartido en redes sociales: en dos días lleva más de 925.000 reproducciones.

Anuncios polémicos