POLÍTICA
16/05/2013 13:28 CEST | Actualizado 16/05/2013 13:28 CEST

El juez rechaza el recurso de la Infanta para no entregar sus últimas declaraciones de la renta

AFP

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha desestimado el recurso de la Infanta Cristina contra la petición de sus últimas declaraciones de la renta, solicitud que el magistrado cursó a Hacienda a requerimiento del sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular en el caso Nóos.

En cualquier caso, precisa que no ha incorporado a la causa sus tributaciones a la espera de la toma de "determinadas decisiones".

En un auto dictado este jueves, Castro recuerda que las declaraciones de IRPF de la infanta ni tan siquiera se han incorporado de forma material a la causa "a la espera de la toma de determinadas decisiones", ha informado el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB).

Castro considera que incorporar las declaraciones de renta de ambos a la causa no conculca el derecho a la intimidad, como alegaban los dos recursos.

El magistrado estima que la decisión de incorporarlas a la causa responde a la finalidad de "investigar hechos en los que resulta obvia su trascendencia".

NOTABLES INCREMENTOS

Las declaraciones, a las que tuvo acceso Europa Press, revelan cómo el expresidente del Instituto Nóos multiplicó sus ingresos de 30.783 a 571.844 euros entre los años 2002 y 2009, mientras que a la hora de hacer la declaración de la renta de cada uno de esos diez años le salió a pagar poco más de 100.000 euros.

Es más, reflejan que el año más álgido para Urdangarin como presidente de Nóos en cuanto a ingresos se refiere fue 2005, cuando percibió hasta un total de 54.800 euros. Ese mismo año, el Instituto Nóos firmó un convenio con el Govern balear, por 1,2 millones de euros, para la organización de un foro sobre turismo y deporte mientras que rubricó una addenda con el Ayuntamiento de Valencia, por un millón, para la celebración de la segunda edición del Valencia Summit.