El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está diseñando una nueva estadística nacional para medir los malos tratos en las que se incluirá a las víctimas mortales y únicamente a aquellas mujeres que requieran hospitalización superior a 24 horas, tal y como adelantaron los diarios El Mundo y 20 Minutos.

Fuentes de la Secretaría de Estado de Asuntos Sociales han confirmado esa información a El Huffington Post, pero han subrayado que "puede dar lugar a confusión". Insisten en que actualmente las estadísticas no incluyen a las mujeres supervivientes, sea cual sea la gravedad, y subrayan que su plan sería "un punto de partida".

"Nuestro objetivo es que, como hace Tráfico, se contabilicen las lesiones graves y también las leves, pero tenemos que ir poco a poco porque no es sencillo obtener esas estadísticas. Una mujer con lesiones puede ir a urgencias, al médico de cabecera, a la sanidad privada... Y hay que homogeneizar todo eso", explican. En este sentido, aseguran que por el momento es más sencillo contabilizar únicamente a las que son hospitalizadas más de 24 horas.

"Claro que las demás también importan, pero partimos de cero. El Ministerio considera violencia machista desde un acoso verbal a una agresión física grave. Y cualquiera de esas mujeres tendrá a su disposición los recursos asistenciales y económicos del sistema".

"DISPARAR LAS ESTADÍSTICAS"

Según El Mundo, algunos colaboradores de la ministra, Ana Mato, habrían alertado sobre el riesgo de que contabilizar a todas las mujeres lesionadas podría "disparar" las estadísticas de violencia de género bajo un Gobierno del PP en comparación con las del socialista, que nunca incluyó en sus cuentas a las supervivientes, independientemente de la gravedad de sus lesiones.

Organizaciones sociales y grupos de mujeres han denunciado que contabilizar solo a las mujeres que permanezcan ingresadas al menos 24 horas deja fuera la mayoría de los casos de maltrato. "Es un paso atrás para la vida de las mujeres porque estamos hablando de casos de vida o muerte, de la dignidad de las personas", señala Angustias Bartomeu, directora de la asociación e-mujeres.

Para ella, no es excusa que sea complicado contabilizar también a las heridas leves, como asegura Asuntos Sociales. "Hay muchas maneras para blanquear las estadísticas y esta es una forma bastante tosca de manipulación. Según están poniendo la sanidad, para que ingresen a alguien tiene que estar casi para entrar en la UCI. Tienen una desfachatez espectacular", asegura.

"PUEDE SER UN ERROR"

En la misma línea apunta Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, para quien esta medida, aunque se puede interpretar como un punto de partida, "puede ser un error". "Va a dar una imagen sesgada al mostrar un número muy inferior al real. Con eso, se corre el riesgo de trasladar una imagen falsa e incluso de minimizar un problema muy grave", destaca.

Besteiro recalca que este tipo de estadística debe hacerse desde el Observatorio Estatal contra la Violencia de Género y centralizarse desde ahí: "Todo lo que se intente sustraer es un error".

El Observatorio para la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial refleja que en el primer trimestre de 2013 3.321 mujeres presentaron un parte de lesiones cuando denunciaron la agresión, lo que supone más de mil cada mes.

Pero las mujeres que denuncian con parte de lesiones son una minoría. Según 20 Minutos, de las 128.500 denuncias de 2012 solo un 11% aportaron parte de lesiones.

Loading Slideshow...