VÍDEO

Hamburguesa de laboratorio: hecha con células madre vacunas (FOTOS)

05/08/2013 16:19 CEST | Actualizado 05/08/2013 17:30 CEST

A simple vista no parece que tenga nada de especial, pero esta es la primera hamburguesa de laboratorio.

A partir de células madre de vaca, los científicos consiguieron multiplicar sus muestras tras alimentar con nutrientes las células y acelerar su crecimiento mediante sustancias químicas. El resultado es esta primera hamburguesa de laboratorio:

La hamburguesa de laboratorio ha sido presentada en Londres por científicos holandeses. Un grupo liderado por Mark Post, de la Universidad de Maastrich, sacó adelante este proyecto (llamado 'Cultured Beef'), ha costado casi 250.000 euros aportados por Sergey Brin, cofundador de Google. "Su sabor aún no es lo bastante bueno", dice Post, que calcula que podrán comercializarse en "10 o 20 años".

Los científicos advirtieron sin embargo de que aún se trabaja para darle un aspecto más auténtico, puesto que la carne procedente del laboratorio es blanca. Los expertos apuntaron, además, que el desarrollo de esta nueva técnica podría convertirse en una buena solución a la escasez alimentaria de carne en un futuro, además de suponer una alternativa viable para los colectivos contrarios al consumo de carne por el sufrimiento que padecen los animales.

TRES SEMANAS DE PROCESO

Después de tres semanas de proceso continuado, obtuvieron más de un millón de células madre que fueron apartadas en pequeños recipientes donde se fusionaron hasta formar minúsculas tiras de músculo, de aproximadamente un centímetro de largo y varios milímetros de ancho.

Una vez conseguidas 20.000 de estas tiras, se congelaron para más tarde pasarlas a temperatura ambiente y convertirlas en una masa compacta de hamburguesa que puede ser cocinada y en cuya elaboración participan decenas de millones de células madre, según el profesor Post.

El co-fundador de Google Sergey Brin ha financiado el experimento que permitirá crear la primera hamburguesa de carne sintética. Los científicos ha contado con 250.000 euros por parte de Brin y están convencidos de que, de tener éxito, "esta tecnología transformaría el mundo".

¿POR QUÉ INVIERTE EL COFUNDADOR DE GOOGLE?

Sergey Brin se ha mostrado muy optimista con respecto a este proyecto y cree firmemente en el futuro de esta técnica. "Este es solo un inicio, pues tenemos la certeza de que podemos seguir avanzando", declaró el cofundador de Google para el diario británico The Guardian.

El inversor también ha querido explicar los motivos que le han llevado a impulsar este experimento. Su preocupación por "el bienestar de los animales" y la "errónea imagen de la producción moderna carne" han sido algunos de las razones que le han movido a financiar esta tecnología, más allá de lo que podría significar para atajar problemas de hambre en el mundo.

Este proyecto suena increíble, aún ahora que está a punto de ver la luz. El multimillonario reconoce que algunos podrían llegar a pensar que su proyecto podría tratarse de una idea "propia de una película de ciencia ficción". Sin embargo, Brin ha subrayado que cuando se gestaba el proyecto ya "estaba convencido de invertir en tecnología viable, pues si tenía éxito podría transformar el mundo".

Todavía no se han hecho cálculos del impacto que esta tecnología podría tener para el medio ambiente pero, según uno de los científicos de este proyecto, los primeros datos indican que la carne sintética podría reducir la necesidad de tierra y agua hasta un 90 por ciento, y el uso de energía hasta un 70.

Hamburguesa de laboratorio (FOTOS)

ESPACIO ECO