POLÍTICA

Los músicos callejeros de Madrid deberán examinarse y sólo podrán tocar en aceras de siete metros

21/08/2013 18:06 CEST | Actualizado 21/08/2013 21:34 CEST
ALEJANDRO JUÁREZ / FLICKR

Para tocar la guitarra en las calles del centro de Madrid ya no vale con conocer unos cuantos acordes y encontrar un lugar concurrido por donde pasen posibles espectadores. El Ayuntamiento ha anunciado este lunes que los músicos que quieran ofrecer su arte en la calle tendrán que obtener un permiso superando unas "pruebas de idoneidad".

Hasta ahora, la actividad musical callejera está sujeta a la normativa de la Zona de Protección Especial Acústica, que desde el 26 de septiembre de 2012 abarca el distrito centro de la capital y que, en concreto, está regulada por el artículo 17, el cual exige autorización municipal para poder tocar.

"Toda actuación musical o asimilable, que se pretenda celebrar dentro del ámbito geográfico de la Zona de Protección Acústica Especial, estará sometida a autorización municipal. Esta aprobación será tramitada por la Junta Municipal de Distrito, y precisará autorización previa de Área de Gobierno de Medio Ambiente, Seguridad y Mobilidad para la modificación o suspensión, con carácter temporal, de los límites de los niveles sonoros establecidos en la OPCAT". Artículo 17, actuaciones musicales en la vía pública.

A esta regulación se le suman las anunciadas "pruebas de idoneidad", pero el Ayuntamiento no ha revelado aún cómo funcionarán.

AUDICIONES PARA PODER TOCAR

"Nuestra gran preocupación es el sistema y los criterios que se usen a la hora de conceder las autorizaciones, de los que no sabemos nada", ha explicado Scott A. Singer, coordinador de la Asociación de Músicos de Madrid, una plataforma que se creó en 2011 a raíz de la aprobación de la Ley del Ruido.

Según Singer, el sistema que contempla el Ayuntamiento concedería autorizaciones anuales a aquellos músicos que superen las pruebas de aptitud. Aún no se conoce quienes van a ser las personas que juzguen las audiciones de los aspirantes, que comenzarán en octubre.

El candidato "debe cumplir los requisitos mínimos para darle la idoneidad", en palabras de David Erguido, presidente concejal del distrito centro. "La actividad musical que se desarrolle debe ser 'real', no para sacar unas monedas", ha recalcado.

Esos "requisitos mínimos" incluyen, por ahora, un currículum, una audición y una explicación acerca de qué tipo de espectáculo realiza el músico.

ACERAS DE SIETE METROS

"He hablado con el Ayuntamiento para pedirles un borrador del texto que explique las pruebas y me ha dicho que no había nadie que nos lo pudiera facilitar", ha explicado Singer.

Uno de los pocos detalles que se conocen de la nueva ordenanza es que limita las calles en las que se puede tocar. Solo se podrá actuar en vías con aceras de siete metros de ancho o más. "La lista de calles donde no se puede tocar es muy larga, me gustaría ver una lista en las que sí se puede", ironiza Singer sobre la nueva restricción.

El tiempo máximo por actuación será de dos horas, según ha comunicado el Ayuntamiento. "Nosotros apoyamos que se establezca un tiempo máximo para actuar, pero dos horas se nos queda un poquito corto, lo ideal serían tres", ha señalado.

El colectivo, eso sí, considera "fantástico" que se abran vías para regular esta actividad. "Apoyamos una regulación legal para que se pueda garantizar el bienestar de los vecinos y la práctica de la música en la calle", ha asegurado Singer.

Photo Credit: Foto Pamp via Compfight cc

OFRECIDO POR NISSAN