POLÍTICA

Vuelven las promesas de Rajoy: ¿las incumplirá?

01/09/2013 13:45 CEST | Actualizado 01/09/2013 13:45 CEST
GTRES

Vuelven las promesas del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Y no por casualidad. Se acabó el periodo de tranquilidad electoral. El jefe del Ejecutivo ya tiene en mente que en unos meses tocan elecciones europeas (su primera gran prueba de fuego en las urnas a nivel nacional tras llegar a La Moncloa) y posteriormente se convocarán las autonómicas y municipales.

Y no hay nada mejor para arrancar un curso político previo a una temporada electoral que prometer algo a los ciudadanos. ¿En esta ocasión? Al más puro 'estilo Rajoy', ha asegurado que el año que viene anunciará también en Soutomaior (Pontevedra) que va a bajar los impuestos. Aplausos entre los suyos.., ¿pero le creen los ciudadanos después de haber incumplido buen parte de su programa electoral?

Recordamos algunas de los compromisos de Rajoy que terminó incumpliendo:

- BAJAR LOS IMPUESTOS

Durante la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, Rajoy y todo el Partido Popular se dedicaron a pregonar que bajarían los impuestos. Era una de las recetas que repetían constantemente para salir de la crisis y que la economía volviera a crecer.

Nada más llegar a La Moncloa, el Gobierno aprobó en un Consejo de Ministros a finales de diciembre de 2011 un mazazo en la presión fiscal de los ciudadanos. La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, disfrazó este incremento bajo el título de "recargo temporal de solidaridad".

La política fiscal del Gobierno han sido un problema constante dentro del PP. Los sectores más liberales (en materia económica) han pedido al presidente que baje los tributos. La líder del PP madrileño, Esperanza Aguirre, es la cabeza visible de este grupo y ha dudado públicamente de la acción del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

El Ministerio de Hacienda está preparando una gran reforma tributaria, que estará lista para el primer trimestre del año que viene. Todavía hay tiempo para muchas sorpresas.

- DESCENSO DEL PARO

El Partido Popular se presentó durante toda la campaña de 2011 como un auténtico generador de Empleo. El vicesecretario Esteban González Pons llegó a declarar que Rajoy aspiraba a crear 3,5 millones de empleos. Una afirmación nada afortunada.

El propio Rajoy vendía a los españoles sus dotes para acabar con el drama del desempleo. "Cuando yo gobierne bajará el paro", dijo en una entrevista con El Mundo, periódico para el que posó delante de una cola de personas en una oficina de empleo.

A pesar de sus deseos, el Gobierno, en sus propias previsiones económicas, ha reconocido que terminará la legislatura con un paro más alto que el que dejó Zapatero.

- SUBIR LAS PENSIONES

"Si hay algo que no tocaré serán las pensiones". Palabra de Rajoy en septiembre de 2012. Meses después, el Gobierno consumió un nuevo incumplimiento electoral con su decisión de no revalorizarlas.

Y todo ello después de haber prometido en la campaña la "descongelación" de las pensiones. Pero, atentos, todavía falta una de las grandes (y temidas reformas): el factor de sostenibilidad. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, comenzará a negociar este asunto el próximo lunes con los agentes sociales.

- NO TOCAR EL IVA

Con Zapatero como presidente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, lanzó una campaña contra la subida del IVA y recogió firmas ante esta medida. El propio Rajoy hizo suya esta reivindicación frente al Gobierno socialista.

En julio de 2012, Rajoy decidió volver a subir este impuesto. El tipo general pasó del 18% al 21% (en 2009, José Luis Rodríguez Zapatero lo subió del 16 al 18%). El tipo reducido subió también dos puntos, del 8 al 10%. El super reducido se mantuvo en el 4%.

- COPAGO SANITARIO

"Yo no soy partidario del copago sanitario", dijo ya en La Moncloa Rajoy, como había reiterado en campaña. Avanzado el tiempo, el presidente se olvidó de su idea y decidió hacer una reforma para implantar esta práctica en el pago de las medicinas.

Los pensionistas españoles, que hasta mediados de 2012 no pagaban nada por los medicamentos, abonan ahora un 10% de su valor, con un límite de entre 10 y 20 euros al mes. Mientras, los trabajadores activos, que abonaban el 40% de las recetas, vieron elevada su aportación hasta el 50% o el 60%, en función de la renta.

- RESCATE A LA BANCA

La ayuda solicitada a la UE para salvar a la banca española no iba a suponer nada a los contribuyentes. Desde el Gobierno se aseguraba que uno de los objetivos es que no costara ni un euro a los españoles y se vendió incluso de forma ventajosa este préstamo.

Agua mojada. Este domingo el propio Partido Popular, a través de su portavoz económico en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, ha reconocido que no se va a recuperar todo lo dado a los bancos. El FROB perdió 26.000 millones de euros en 2012 y tiene un agujero de 21.800 millones de euros.

Estos son algunas de las promesas fallidas de Rajoy. Ahora toca la bajada de impuestos. ¿Llegará? A Rajoy le gusta presumir de gallego. Los Piratas, grupo de esa comunidad, llevan muchos años cantando en los escenarios el famoso estribillo: "promesas que no valen nada..."