Ana Botella fue la indiscutible protagonista de la rueda de prensa que la delegación madrileña en Buenos Aires ofreció este jueves antes de que el Comité Olímpico Internacional decida, el sábado, qué ciudad albergará los Juegos Olímpicos de 2020.

Y no es que la alcaldesa de Madrid encandilase con sus elaboradas respuestas, sino precisamente por lo contrario, como demostraron ayer en el programa El Intermedio de LaSexta. Primero, decidió no ponerse los cascos de la traducción simultánea cuando le hablaban en inglés y terminó respondiendo sobre las infraestructuras cuando le preguntaban por el paro. "No han preguntado eso", le advirtió Alejandro Blanco, presidente del COE, con el micrófono abierto.

En su respuesta sobre las infraestructuras, la regidora madrileña dijo primero que estaban construidas "el 90% de las infraestructuras" y luego señaló que eran "el 80%".

Cuando llegaron las preguntas de los periodistas argentinos y españoles, Botella sí se puso los cascos de la traducción, como si no entendiera el idioma en el que la hablaban.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Loading Slideshow...