POLÍTICA

Una diputada del PP balear advierte que los padres en huelga pueden perder la custodia de sus hijos

25/09/2013 19:44 CEST | Actualizado 25/09/2013 23:52 CEST

Ana María Aguiló, diputada del PP en Baleares, ha advertido este miércoles que los padres que no lleven a sus hijos al colegio pueden perder la custodia. Aguiló ha hecho esta advertencia desde su cuenta de Twitter, citando a un artículo publicado por Fernando Merino en la edición balear del diario El Mundo titulado Obstruir.

En él, Merino tilda de "tropa soberanista nutrida de descerebrados" a los padres que se han puesto de acuerdo para hacer turnos de huelga con los maestros, para que a éstos no les salga tan cara la protesta contra el decreto del Tratamiento Integral de Lenguas (TIL), impulsado por el Govern balear.

Además, Merino asegura que "los padres están obligados a llevar a los niños a la escuela" y que "de no ser así, el Tribunal de Menores tiene potestad para retirar custodias".

"ME HE VISTO EN LA OBLIGACIÓN DE RECORDARLO"

En declaraciones a El Huffington Post después de publicar estos tuits, Aguiló ha explicado que lo ha hecho porque se ha visto en la "obligación de recordar que existe una legislación del menor, y que el menor tiene el derecho y el deber de asistir a los centros educativos".

"Si el trabajador quiere hacer huelga, que el trabajador haga huelga, pero que no utilice a los niños como rehenes. Lo hemos dicho en muchísimas ocasiones", ha agregado.

Aguiló ha insistido en que su intención era recordar "que existe una legislación" en la que el "protocolo de absentismo está regulado". "Que se aplique o no ya no depende de mí", ha apostillado.

En este punto, ha comentado: "los hijos son nuestros, pero no podemos hacer con ellos lo que queramos".

La parlamentaria autonómica ha relatado que ha utilizado el artículo para recordarlo.

NUEVE DÍAS EN HUELGA

Profesores, padres y alumnos mantienen desde hace nueve días una huelga de carácter indefinido contra el decreto del Gobierno de Bauzá que impone la enseñanza trilingüe en perjuicio del castellano y el catalán.

Precisamente el catalán ha sido desde hace décadas lengua vehicular mayoritaria en Baleares y muchas escuelas públicas de la región han aplicado la inmersión con el castellano. Este decreto rompe con esta situación obligando a que el castellano, el catalán y el inglés sean, tanto objeto de enseñanza y aprendizaje, como "herramienta para impartir materias" de modo "equilibrado entre las tres".

Los docentes protestan contra este cambio de esquemas y contra los recortes en educación que está llevando a cabo el Ejecutivo balear, que afectan tanto a las plantillas y los salarios, como a las becas transporte y comedor.

La "fiesta de cumpleaños" de la que habló el ministro de Educación, José Ignacio Wert, va para largo y no tiene visos de acabar.

NOTICIA PATROCINADA