POLÍTICA

David Fernández, diputado de la CUP, amaga con lanzar una sandalia a Rato: "Hasta pronto, gángster"

11/11/2013 16:41 CET | Actualizado 12/11/2013 10:29 CET

El diputado de la CUP (Candidatura d'Unitat Popular) David Fernández ha protagonizado el momento más tenso de la comparecencia del expresidente de Bankia Rodrigo Rato ante la comisión de investigación del Parlamento catalán sobre las cajas al amagar con lanzarle una sandalia, y le ha dicho que le espera "en el infierno". (Ver el vídeo a partir del minuto 10:13).

Al acabar su intervención, Fernández, con una de sus sandalias en su mano, ha preguntado a Rato: "¿Sabe lo que hacen en Irak con esto, como símbolo de humillación y desprecio al poder del poder?", y a continuación le ha reprochado la implicación del Gobierno del PP "en la guerra de Irak" y su participación, "desde otras esferas", en la "guerra económica contra los pobres", ha dicho.

Justo después, Fernández le ha espetado: "¿Usted tiene miedo?", a lo que Rato le ha replicado: "¿A quién, a usted?. Y de nuevo el diputado catalán de izquierda independentista ha sentenciado: "No, a perderlo todo, como a millones de familias (en España), y a que un día la gente se harte".

"Nos vemos en el infierno. Su infierno es nuestra esperanza. (...) Hasta pronto, gángster. Fuera la mafia", le ha soltado también Fernández, mientras que Rato ha evitado replicarle.

Momentos antes, Fernández se ha mostrado indignado por que Rato tildara de "imposible" que, según cifras facilitadas por el diputado de la CUP, Bankia provocara 80.000 desahucios durante su mandato.

RATO DEFIENDE SU GESTIÓN

En su comparecencia, Rato ha vuelto a defender las decisiones que tomó como presidente de Bankia, en unas fechas donde no se produjeron ventas de participaciones preferentes, pero sí se llevó a cabo la decisión de canje, que "cumplía las condiciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)".

En la comisión de investigación del Parlamento catalán sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación de las entidades financieras y la posible vulneración de los derechos de los consumidores, ha añadido que la cotización de Bankia hasta el 7 de mayo de 2012 "era equiparable a la del resto de entidades", en un entorno de caída general.

El expresidente de Bankia está imputado en la causa que investiga la salida a Bolsa del banco nacionalizado y las condiciones en las que se produjo la fusión de las siete cajas que dieron lugar a la entidad -lideradas por Caja Madrid e incluyendo a Caixa Laietana-, y ha explicado que el procedimiento abierto por la Audiencia Nacional limita sus declaraciones.