Huffpost Spain

El PP rechaza en el Congreso la propuesta de Izquierda Plural contra la pobreza energética

Publicado: Actualizado:
CONGRESO
GTRES
Imprimir

El Congreso de los Diputados ha rechazado, con el único voto en contra del PP, la iniciativa de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) para que no se le corte la luz, el agua o el gas a quienes no pueden pagarlo durante el invierno. La propuesta ha caído en saco roto por 172 votos a 153.

Una medida que podía haber supuesto un gran alivio para, al menos, un 10% de los hogares españoles (cerca de cuatro millones de personas), que no pueden calentar su casa con la llegada del frío invernal, según el último estudio sobre este tema elaborado en 2010 por el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), que cerró en mayo por falta de financiación.

A esto se suma el aumento de las tarifas energéticas, que ha subido un 80% en los últimos diez años, según la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), responsable del estudio Pobreza Energética en España. Mientras tanto, el poder adquisitivo de las familias no ha dejado de bajar.

Sin embargo, esta proposición ha sido tildada de "demagoga" por el PP, que la ha rechazado. "Es cierto que desde el inicio de la crisis ha habido un incremento progresivo de personas con riesgo de pobreza o exclusión social, pero también es cierto que el Gobierno está haciendo verdaderos esfuerzos en implementar medidas sociales para garantizar la sostenibilidad del Estado del Bienestar", ha dicho Mario Flores, diputado del PP encargado de defender la oposición de su partido. Flores ha puesto de ejemplo "la reforma laboral" como una de esas medidas "sociales".

La portavoz de Izquierda Plural, Laia Ortiz, ha lamentado el discurso "lleno de mentiras" del PP y ha acusado al Gobierno de no tener "la mínima sensibilidad". "Es una cuestión de voluntad política y valentía para defender el interés general frente a las corporaciones y el negocio", ha defendido Ortiz desde la tribuna del Congreso. "Pero es un problema que sí tiene solución, no es una plaga bíblica. Sólo pedimos sensibilidad y flexibilidad. Ésta no es la solución a la pobreza pero sí son medidas para recuperar la dignidad y la salud, y facilitar el acceso a un bien esencial que cada vez parece más un lujo", ha añadido.

La medida ha contado con el apoyo de PSOE, UPyD, CiU y PNV.

ANDALUCÍA Y CATALUÑA, EN CAMINO

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha mostrado favorable a la propuesta de la Izquierda Plural, que está en consonancia con las normas que ya existen en otros países europeos.

Díaz cree que si hay un debate en el Congreso de los Diputados y en distintas comunidades, como Andalucía y Cataluña, sobre este asunto es que hay una realidad que hay familias que lo están pasando mal y en periodos como el invierno se agrava aún más.

"Si pedimos homologarnos a Europa en otras circunstancias que agravan la calidad de vida de las familias, en una norma favorable a la calidad de vida de esas familias, lógicamente, también tendríamos que homologarnos", ha expresado.

En Cataluña, como recordaba la propia Díaz, CiU y ERC pactaron una fórmula para impedir el corte del suministro eléctrico a familias que no tengan recursos para poder pagar el recibo de la electricidad. A ella, sólo se podrán acoger hogares “con pensionistas por jubilación, incapacidad permanente o viudedad con ingresos no superiores a la pensión mínima” o trabajadores que “estén en el paro y no perciban unos ingresos superiores a la renta mínima de inserción”.

 

Información cedida por ver más