POLÍTICA

Gil Tamayo, portavoz de los obispos, alerta de una "inquisición laica" amparada por la ONU

09/02/2014 11:03 CET | Actualizado 09/02/2014 11:03 CET
EFE

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, advierte de la aparición de una "inquisición laica" con unos dogmas "ideológicos" establecidos al amparo de Naciones Unidas como "universales para todo el mundo".

En una entrevista concedida a Efe, el secretario general de los obispos se refiere al reciente informe de la ONU que critica el tratamiento que ha hecho la Iglesia sobre los casos de pederastia y su posición en otros temas como el aborto y la homosexualidad.

Gil Tamayo asegura que en España los casos de pederastia han sido "minoritarios" porque dice que entre casi 19.000 sacerdotes "apenas hay unos cuantos casos" aunque advierte que es "trágico" porque un cura "tiene un deber de dar ejemplaridad". En este sentido, cree que la Iglesia debe trabajar "en la prevención en la formación de los nuevos sacerdotes".

"Benedicto XVI ha dado unos pasos importantísimos, valientes, de tolerancia cero, y eso se ha destacado muy poco en el informe de Naciones Unidas, que ha obviado la tarea que desarrolla la Iglesia con cambios en su legislación y la asunción de acuerdos y convenciones internacionales", asegura el portavoz de los obispos, quien dice que la ONU entra "en cuestiones claramente ideológicas" y otras cuestiones "innegociables para la doctrina cristiana".

Así, Gil Tamayo advierte de que la Iglesia "no va a silenciar su voz y será respetuosa con otras voces". El portavoz de los obispos se refiere también al acto de las Femen hace una semana, cuando lanzaron bragas manchadas de rojo al presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, al grito de "aborto es sagrado".

"Tenemos el mandato de no responder a quien nos agrede. El perdón forma parte de nosotros. La Iglesia no ha hecho ninguna denuncia porque no es nuestro estilo, pero pedimos a la ciudadanía un respeto a la libertad religiosa y a las autoridades una vigilancia y una protección en el sentido de esa libertad religiosa que hemos de vivir en democracia", explica.

EL ABORTO Y LA HOMOSEXUALIDAD

Además, asegura que las declaraciones del cardenal Fernando Sebastián sobre la homosexualidad (de la que dijo que tiene tratamiento) "no constituyen ninguna infracción penal" porque es "una pura apreciación coloquial y no hay una intencionalidad de ofensa".,

"Eso no es un delito, porque nos estaríamos cargando la libertad de expresión. No hay ninguna intención de concitar a la opinión pública contra ningún colectivo en absoluto", afirma.

Sobre el aborto, Gil Tamayo se muestra firme en su idea de que "en la vida no puede haber tasación". "Si no, convertimos a las personas con minusvalías y deficiencias en gente que son unos sin papeles ya en el vientre de su madre, y convertimos el propio vientre de la madre en una valla que les impide salir a una mayor esperanza de vida".

NOTICIA PATROCINADA