TENDENCIAS

Muere Lauren Bacall: la actriz y viuda de Humphrey Bogart fallece a los 89 años (FOTOS)

13/08/2014 09:54 CEST
GTRESONLINE

La actriz estadounidense Lauren Bacall falleció la noche del martes 12 de agosto de 2014 en su casa de Nueva York a los 89 años de edad. La noticia la confirmó en Twitter la cuenta oficial de la entidad que gestiona el legado de Humphrey Bogart, actor con el que se casó en 1945.

"Con profundo pesar, pero con una gran gratitud por su increíble vida, confirmamos el fallecimiento de Lauren Bacall", ha dicho Humphrey Bogart Estate a través de una cuenta oficial en la red social Twitter. La intérprete habría sufrido un derrame cerebral, según fuentes de Variety y TMZ.

Nacida en Nueva York como Betty Joan Perske en 1924 adoptó una variación del nombre de soltera de su madre tras el divorcio de sus padres. Tras desempeñar papeles menores y ejercer como modelo, actuó en su primer papel importante a las órdenes del director Howard Hawks en Tener y no tener (1944), en la que el actor protagonista fue Bogart. La pareja se casó un año después y actuaron juntos en El sueño eterno (1946), La senda tenebrosa (1947) y Cayo Largo (1948). Estuvieron casados desde 1945 hasta la muerte del actor, en 1957, y tuvieron dos hijos, Stephen Humphrey Bogart y Leslie Bogart. Tras el fallecimiento de Bogart, contrajo matrimonio con el también actor Jason Robards, con el que tuvo un hijo, Sam Robards.

Entre sus películas más destacadas figuran Cómo casarse con un millonario (1953), con Marilyn Monroe y Betty Grable, Harper (1966), junto a Paul Newman, Asesinato en el Orient Express (1974) y El último pistolero, la última película en la que actuó John Wayne. También compartió pantalla con importantes actores de la época como James Stewart, Rock Hudson, Gary Cooper, Gregory Peck, Tony Curtis y Paul Newman.

Ganadora de un Oscar honorífico en 2009, obtuvo además dos premios Tony como mejor actriz en un musical por Applause (1970) y La mujer del año (1981), así como un Globo de Oro como mejor actriz de reparto por su papel en El amor tiene dos caras. En 1982 recibió el Premio Donostia del Festival de San Sebastián.