ECONOMÍA

Las marcas blancas, cada vez más caras: Se reduce en un 6% la diferencia de precios, según la OCU

25/09/2014 12:37 CEST | Actualizado 25/09/2014 13:43 CEST
ALCAMPO

Las marcas blancas cada vez son más grises. Desde que comenzó la crisis, la diferencia de precios entre sus productos y los de fabricantes (las marcas tradicionales) se ha reducido en torno a un 6%, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

"Lo que era tan barato a ojos del consumidor empieza a no ser tan barato", aseguró Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU. "Las marcas blancas están haciendo una labor de depredación hacia marcas intermedias" que "preocupa" por la falta de competencia que puede acarrear, ha dicho.

"Sigue habiendo una diferencia relativamente importante, pero va menguando", según Miguel Ángel Pascual, responsable técnico del último estudio de precios de supermercados, presentado este jueves en Madrid.

En 2008 y 2009 "bajaron mucho" los precios de las marcas blancas y las llamadas marcas de fabricante (que se encuentran en la mayoría de tiendas), pero desde entonces, "si suben las dos, subía más la marca blanca y si bajan las dos, baja más la de fabricante". El resultado es la reducción de un 6% en la diferencia entre ambos tipos de marca.

La explicación, según Izverniceanu, está en que las marcas blancas creen haber fidelizado más al cliente y aún sigue habiendo una distancia con las marcas de fabricante, algo que les permite un margen para la subida de precios en plena crisis.

LA CESTA DE LA COMPRA ECONÓMICA SUBE DE PRECIO

Aunque la OCU no dispone de una estimación o diferencia media entre ambos tipos de productos, sí constata que la cesta económica de la compra se ha encarecido. Esta cesta, utilizada por la OCU para medir la evolución de 79 productos de uso básico y marca blanca, se ha encarecido en un 2,2% en el último año. Sin embargo, la cesta tipo, con 146 productos (frescos, envasados, higiene y droguería, con marcas de fabricante) se ha abaratado un 2,1%.

El presupuesto familiar total ha caído un 3,7% y la cesta de la compra cada vez tiene un mayor peso en el conjunto global de gastos. "Tenemos que hacer un esfuerzo mayor para comprar productos básicos de la cesta de la compra", según Izverniceanu.

"Esta situación es de crisis a pesar de que se esté diciendo que el cosnumidor esté más relajado desde el punto de vista económico. Los consumidores pueden comprar menos productos básicos", ha señalado. En concreto, el gasto se ha reducido en un 0,7%.

La OCU dispone de un comparador de precios en su web. La organización calcula que el ahorro medio en España puede llegar a los 929,54€

VER ADEMÁS:

NOTICIA PATROCINADA