POLÍTICA

Cuando el Gobierno decía que se cumplían los protocolos y que el riesgo era "nulo"

06/10/2014 19:48 CEST | Actualizado 06/10/2014 22:32 CEST

El primer caso de contagio de ébola en Europa, el de una auxiliar de enfermería que trató al misionero García Viejo y que actualmente se encuentra ingresada en Alcorcón (Madrid), ha puesto en cuestión los protocolos que se siguieron para atender al religioso fallecido el pasado 25 de septiembre y evitar que la enfermedad se propagara.

El Gobierno siempre ha asegurado que se han cumplido los protocolos y las alertas que requieren este tipo de situaciones. Así lo hizo la ministra después de que el primero de los misioneros españoles fallecidos por ébola, Miguel Pajares, falleciera en el Hospital Carlos III de Madrid.

El día de su fallecimiento, la ministra aseguraba a los periodistas que "tenemos un sistema de alertas que funciona perfectamente y unos protocolos que se cumplen".

"Todos los protocolos se están cumpliendo a rajatabla y por tanto todas las personas que han estado atendiendo al padre están absolutamente controladas", dijo Mato un día después de la muerte de Pajares.

Con el caso de García-Viejo, la directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Mercedes Vinuesa, declaró en rueda de prensa que "prácticamente es nulo el riesgo para la población española" porque se iba a "reproducir las mismas condiciones, lo mismo que se hizo la vez anterior", en referencia al padre Pajares.

Ahora, tras este primer contagio muchas voces piden ya explicaciones a los responsables de Sanidad tanto del Gobierno como de la Comunidad de Madrid. El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario de IU en la Asamblea de Madrid, Rubén Bejarano, ha pedido a la Consejería de Sanidad que explique "en detalle" el protocolo que se siguió con García Viejo.

"Queremos que el Gobierno de la Comunidad de Madrid explique en detalle el protocolo seguido en este caso y la actuación de los profesionales de las distintas categorías", ha afirmado el portavoz de IU.

El presidente del sindicato médico AMYTS, Daniel Bernabéu, ha expresado "una mezcla de consternación e indignación" al conocer el contagio. "Estamos absolutamente consternados. Se ha trabajado conforme a los protocolos establecidos y habrá que analizar exactamente en qué circunstancias ha podido producirse el contagio", ha indicado Bernabéu.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...