POLÍTICA

Pablo Iglesias presenta una batería de propuestas y reta a Rajoy a debatir en televisión

25/02/2015 20:56 CET | Actualizado 25/02/2015 21:20 CET

No estuvo en el Congreso ni el martes ni hoy miércoles, pero Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, se ha dirigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como si hubiera asistido al debate sobre el estado de la nación desde "el otro estado de la nación" que su partido ha celebrado ante un Círculo de Bellas de Madrid abarrotado.

"Hacía falta que la oposición respondiera al Gobierno, por eso estamos aquí", ha dicho Iglesias nada más subir a la tribuna tras la emisión de un vídeo con frases del discurso de Rajoy de este martes. Obviando al PSOE, el líder de Podemos ha situado a su formación como el primer partido de la oposición al asegurar que "la oposición real a su Gobierno no está" y que la suya es "la fuerza que más posibilidades tiene de ganarle las elecciones".

Y ha lanzado un reto al jefe del Ejecutivo: "Ojalá debatamos pronto cara a cara en televisión. Creo que España se merece un debate entre usted y yo. Donde quiera y cuando quiera, señor Rajoy".

ANUNCIO DE PROPUESTAS

Haciendo un esfuerzo por hablar entre trago y trago de agua, Iglesias ha respondido a la intervención optimista de Rajoy y ha presentado una batería de propuestas de cara a la carrera electoral ya en marcha.

Medidas concretas como una renta de garantía de ingresos para las personas con menos recursos, un impuesto sobre la riqueza para las clases más pudientes o una reforma de las iniciativas legislativas populares para una mejor interacción ciudadana. Y otras menos concretas aunque ya conocidas, como la reestructuración ordenada de la deuda o la reforma fiscal.

El líder de Podemos ha cuestionado el "fin de la pesadilla" anunciado este martes por Rajoy y, tras hacer un respaso a datos de temporalidad, precariedad y pobreza, se ha preguntado: "¿a esto llama usted salir de la pesadilla?"

Por eso Iglesias apuesta por una "economía del bien común" en el que los ricos sean "responsables con un mínimo de patriotismo" y en el que promete ser "muy exquisito defendiendo los derechos de los trabajadores". "Vamos a garantizar la financiación de una educación y sanidad pública, de calidad y universal", ha prometido.

En un discurso en el que también ha asegurado que bajará el IVA cultural y que suspenderá "de inmediato" los desahucios, el secretario general de Podemos ha criticado "el latrocinio de una pequeña minoría que acumula mucha riqueza sobre el esfuerzo y las espaldas de la mayoría".

"MI PATRIA ES LA GENTE DE MI PAÍS"

"Están robando a los ciudadanos de nuestro país y no lo vamos a permitir", ha pronunciado Iglesias, cuyo discurso se ha tornado en patriótico hacia el final, sobre todo cuando ha dejado de dirigirse a Rajoy para hacerlo "a las gentes de mi país":

"El Congreso al que me he dirigido, desde fuera de él, representa la soberanía, pero es sólo un símbolo. La soberanía es de los ciudadanos. Son ellos los que deberán decidir el rumbo que debe seguir España. Algunos creen que la soberanía y la patria son sólo eso, símbolos, significantes muertos, edificios oficiales, incluso marcas. Pero la patria no es ningún símbolo ni ninguna marca, España es sus gentes, España es sus ciudadanos. Mi patria no es una bandera, no es un edificio, mi patria es la gente de mi país. Y a esa gente les digo que sin ellos no hay democracia".

Iglesias ha concluido insistiendo en que en las elecciones generales saldrán "a ganar" pero que "no basta con eso" sino que hace falta el compromiso amplio de una nueva mayoría social para cambiar nuestro país" y "para construir un futuro mejor". "El cambio político no lo va a traer ningún partido, tampoco nosotros, lo va a traer la gente. En ese cambio no sobra nadie, vengan de donde vengan", ha añadido el líder de Podemos que ha concluido situando su "patria" en "millones de españoles" de los que dice sentirse "orgulloso".

OFRECIDO POR NISSAN