NOTICIAS

Apartados dos vigilantes del Metro de Valencia por golpear a un viajero por llevar los pantalones caídos

29/05/2015 16:30 CEST | Actualizado 29/05/2015 18:24 CEST

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha abierto una investigación para esclarecer el altercado ocurrido este jueves entre dos viligantes de Metrovalencia y un usuario en un tranvía de la línea 4 en la estación de Garbí, tras la publicación de un vídeo que muestra la imagen de los golpes de estos dos trabajadores de seguridad al usuario.

La empresa ha querido manifestar que "lamenta y condena los hechos ocurridos protagonizados por dos vigilantes pertenecientes a la empresa Garda, que presta servicio de seguridad en nuestra red de metro y tranvía", según la infomación facilitada a los medios.

Además, ha solicitado la colaboración de la Policía de la Generalitat, dado que sus agentes se personaron en el lugar de los hechos. Los dos vigilantes han sido apartados del servicio a instancias de FGV, que comunicará estos hechos a los tribunales de justicia por si los mismos pudieran ser constitutivos de algún tipo de delito.

PORQUE LLEVABA LOS PANTALONES CAÍDOS

Según fuentes cercanas a los hechos, el altercado ocurrió sobre las 16:00 horas de este jueves en la parada de Garbí cuando, según los primeros datos, los vigilantes requirieron al joven, que según El Mundo se llama Josué Esteban, de 21 años, que iba con su hermana y una amiga, que se subiera los pantalones.

En declaraciones al diario El Mundo, la hermana del agredido asegura que su hermano llevaba los pantalones ligeramente caídos "porque no llevaba cinturón" y que los agentes alegaron que iba "semidesnudo" durante su retención.

En el tranvía no había cámaras de seguridad y los vídeos que han sido publicados en redes sociales no muestran el inicio de la agresión. Según los documentos gráficos, el viajero se agarra a una de las barras interiores para evitar salir del convoy mientras los vigilantes le propinan golpes con la porra.

Ante esta situación, el resto de pasajeros grita y profiere insultos contra los agentes, además de recriminarles su actuación con expresiones como "qué animales", "sois muy valientes", "os creéis muy chulos", "estáis locos de la cabeza" o "que sepáis que está todo grabado".

La familia del agredido ha presentado una denuncia contra los agentes, según El Mundo.

OFRECIDO POR NISSAN