TENDENCIAS

El cielo de una noche de verano: cómo localizar las constelaciones más famosas

17/07/2015 21:48 CEST | Actualizado 21/06/2017 08:19 CEST
JENNIFER TAPIAS

Las estrellas nos vigilan cada noche. Son decenas, cientos, miles... de luces que pueblan el firmamento y que se agrupan formando constelaciones. Existen un total de 88 pero la mayoría no somos capaces de identificar más que un par (si es que llegamos a ese nivel).

El verano se presenta como la época perfecta para redescubrir el cielo, que algunos llegaron a dominar cuando iban a campamentos infantiles, y para localizar las principales constelaciones del firmamento. Y no tanto por la cantidad de estrellas brillantes presentes —en ese aspecto gana el invierno—, sino porque el buen tiempo invita a salir a la calle y despeja el cielo de nubes; salir de la ciudad nos aleja de los focos de luz y las vacaciones nos permiten estar hasta altas horas de la noche por ahí sin preocuparnos de tener que volver a casa porque al día siguiente haya que madrugar.

¿Pero qué constelaciones se pueden ver en verano? ¿Cómo hay que hacer para distinguirlas y qué consejos debemos seguir? César González, divulgador de astronomía del Planetario de Madrid, explica que la clave está en la Estrella Polar porque, como se explica en este vídeo, partiendo ella se pueden encontrar otras menos famosas.

Sigue leyendo después del vídeo...

Queda claro que la Estrella Polar es clave en esta búsqueda. El astro más famoso del firmamento, el que señala el Norte y al que Pereza la dedicó una de sus canciones más famosas, es la llave de acceso para llegar al Triángulo de Verano, Sagitario, Escorpio e incluso la Vía Láctea, nuestra galaxia que durante el estío alcanza una posición muy alta y nos muestra una de sus zonas más ricas. Aunque si queremos localizarla hay que seguir una serie de recomendaciones.

Mira aquí los cuatro puntos básicos que debemos tener en cuenta y a continuación encuentra una guía detallada de cómo identificar cada constelación. Recuerda: ¡lo importante en el cielo es no perder nunca el norte!

Sitúate en una zona sin luz, y a poder ser elige un día en que no haya Luna Llena. "Para que te hagas a la idea, en el campo podemos ver unas 3.500 estrellas, mientras que en una ciudad como Madrid apenas somos capaces de distinguir 10", apunta González.

No pretendas ver dibujos como los de los libros de astronomía. Eso es prácticamente imposible. Las estrellas brillan con distinta intensidad y hay constelaciones en las que solo se distinguen una o dos. En el caso de Sagitario lo que se distingue no es el arquero que da nombre a la constelación, sino el asterismo que contiene en su interior y que se conoce como La Tetera.

Busca siempre de derecha a izquierda, en sentido contrario a las agujas del reloj. La rotación diaria de nuestro planeta hace que tengamos la sensación de que bóveda celeste gira y de ahí que no se vean las mismas estrellas a las diez de la noche que a las cuatro de la madrugada. Así, según pasan las horas, hay astros que aparecen por el este (o lo que se conoce como orto) y otros que se van poniendo por el oeste (ocaso). Conclusión: las que están a nuestra derecha se dejen de ver antes que las que están en el lado izquierdo.

Tírate en el suelo y ya. No hace falta nada más, ningún instrumento extra, solo tiempo y una toalla en la que tumbarse para mirar más cómodamente hacia arriba. Al fin y al cabo vamos a pasar un rato buscando constelaciones situadas en lo alto del cielo, así que es mejor no forzar el cuello ni tener que doblarlo.

Las constelaciones de verano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA