TENDENCIAS

Instagram reconoce que eliminó la foto del 'topless' de Nuria Roca por error y la restituye

01/09/2015 13:47 CEST | Actualizado 01/09/2015 17:50 CEST
GTRESONLINE

La presentadora Nuria Roca hizo público su enfado este lunes cuando Instagram borró una imagen que había colgado. Se trataba de una foto a su sombra mientras hacía topless, en la que se veía la silueta de su pecho, pezón incluido.

Este martes, la fotografía vuelve a ser visible en su perfil. Según fuentes de Instagram, no fue un caso de censura, sino que la foto fue borrada por error.

Según han explicado fuentes de Instagram a El Huffington Post, en esta red social sólo hay dos maneras de eliminar el contenido: que sea el propio usuario el que lo borre o que sean otros quienes reporten una imagen como "inapropiada". En ese segundo caso, es un equipo humano el que revisa esas peticiones de borrado y decide si mantener la fotografía o no. La compañía asegura que en ocasiones ese equipo está desbordado y puede cometer errores, como aseguran que ocurrió en el caso de Nuria Roca.

...aprovechando mis últimas horas de veraneo😳...

A photo posted by NURIA ROCA (@nuriarocagranell) on


¿QUÉ DICEN LAS NORMAS DE INSTAGRAM?

La imagen del topless de Nuria Roca ha sido restablecida, pero minutos después de ver que su fotografía había sido borrada, la locutora colgaba un pantallazo del mensaje de Instagram sobre la eliminación de su foto, que era el siguiente: "Hemos eliminado tu publicación porque no cumple nuestras normas comunitarias. Consulta nuestras directrices de la comunidad para obtener información sobre qué tipo de publicaciones se permiten y cómo puedes ayudar a mantener la seguridad de Instagram".


En sus normas generales, los términos de uso Instagram —compañía que Facebook compró en abril de 2012— afirma, de manera genérica, lo siguiente:

"No se permiten fotos u otro tipo de contenido que muestre imágenes violentas, de desnudos íntegros o parciales, discriminatorias, ilegales, transgresoras, de mal gusto, pornográficas o con contenido sexual".

El 17 de abril de este año, la red social actualizó sus normas comunitarias —las que Instagram recomendaba revisar a Nuria Roca— para especificar qué fotos de desnudos permite y cuáles no.

"No permitimos la desnudez en Instagram. Esto incluye: relaciones sexuales, genitales y primeros planos de las nalgas desnudas o los pezones femeninos, pero fotos de cicatrices post-mastectomía o mujeres dando el pecho sí están permitidas. El nudismo en las fotos de las pinturas y esculturas está aceptado también".

En esas normas comunitarias, Instagram también afirma que, por razones de seguridad, hay ciertas ocasiones en la que se borrarán fotografías que muestren a niños desnudos o parcialmente desnudos porque "incluso si ese contenido ha sido compartido con buenas intenciones, puede ser utilizado por terceros de manera imprevisible".

UN LARGO HISTORIAL CENSOR

Aunque este caso fue supuestamente un error, Nuria Roca no es la única que ha visto cómo una de sus fotografías ha sido eliminada, algo que suele ocurrir con especial celeridad cuando un pezón sale a la luz.

Esto mismo lo sufrió Scout Willis, hija de los actores Bruce Willis y Demi Moore. En mayo de 2014 se cabreó con la red cuando ésta decidió eliminar una foto suya en la que aparecía una sudadera diseñada por ella misma con dos mujeres en topless. En respuesta a esto decidió pasearse sin camiseta ni sujetador por Nueva York. Las fotos las subió a su cuenta de Twitter escribiendo: "Lo que Instagram no quiere que veas #FreeTheNipple" y "Legal en Nueva York pero no en Instagram

Otra que tampoco pasó el filtro, y con expulsión incluida, fue Rihanna. Todo ocurrió después de que publicase su portada en la revista Lui, en la que aparecía en topless, y el resto de fotos de la sesión hecha por el italiano Mario Sorrenti, amigo del cantante y famoso por ser fotógrafo habitual de tops como Kate Moss.

Seis meses después se produjo la reconciliación y Rihanna reabrió su cuenta. La primera foto fue un selfie que recibió más de 490.000 Me gusta.

Miley Cyrus también ha visto cómo una foto desaparecía de su cuenta: fue una imagen de una sesión con la revista W que publicó a finales de 2014 para unirse a la campaña Free the Nipple (Liberar el pezón). La cantante respondió a la red sacando una serie de desnudos editados estratégicamente con humor.

Someone say Free 🍕?!?!?!

A photo posted by Miley Cyrus (@mileycyrus) on


Lo curioso es que esta fotografía artística fue censurada y este selfie con estrellas estratégicamente colocadas, esta imagen en la que insinuaba estar masturbándose o esta otra muy poco sugerente sí pudieron quedarse en el perfil de Miley. Hasta consiguió eludir a la censura con esta foto en la que sí se ve pezón pero no fue considerada inmoral. Aún así se ha rumoreado en varias ocasiones la posibilidad de que la red cierre su perfil.

What's yo flava???

A photo posted by Miley Cyrus (@mileycyrus) on


Ni la propia Madonna se ha librado del filtro censor. En el mes de abril vio desaparecer una imagen suya de años atrás en la que se le veía con los brazos levantados mientras un hombre le tocaba un pecho. La respuesta de la cantante a Instagram vino en nombre de foto: una versión censurada de la icónica foto del desnudo que realizó para su libro Sex, publicado en 1992, acompañada del texto: “¿Por qué está bien mostrar el trasero pero no los pechos? Ahogándome en la hipocresía de las redes sociales”.


La lista de pezones censurados es tan larga que llega hasta los pueblos indígenas. La cuenta del diario colombiano El Tiempo se cerró en el mes de julio tras publicarse una imagen del fotógrafo Héctor Fabio Zamora en la que se mostraba tres mujeres integrantes de la etnia wounaan exhibiendo su senos como es costumbre en ese grupo. "No pensamos que fuera el tipo de material que suscita una polémica, y mucho menos una amenaza a la seguridad de Internet", dijo el diario en el artículo Esta es la foto de tres indígenas colombianas que censuró Instagram publicado tras la eliminación.

Pezones a un lado, ha habido muchas más fotografías (y lo que no son fotografías) que no han gustado a esta red a lo largo de su historia. En el mes de mayo se popularizó el hashtag #FreeTheEggplant ya que la app no dejaba usar este icono porque algunos usuarios lo usaban para compartir imágenes de genitales masculinos. Y unos meses antes se hizo viral la fotografía de una mujer con la regla que la red censuró. La decisión de Instagram amplificó la difusión de la imagen que consiguió más de 753.000 likes y fue compartida más de 18.000 veces por otros usuarios en Facebook.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest