TENDENCIAS

Verano 2016: preparar tus próximas vacaciones puede ayudarte a superar la depresión postvacacional

02/09/2015 10:16 CEST | Actualizado 02/09/2015 10:18 CEST
Tatomm via Getty Images
travel planning on wooden background

"Qué difícil se me va a hacer la vuelta". Esta frase le ha pasado por la mente a muchos de los que vuelven a trabajar al incorporarse a la rutina. Bellas puestas de sol, deliciosas comidas, amigos, familia. ¿Cómo podemos desear otra cosa que los placeres sencillos que nos ofrecen las vacaciones? Sin embargo, las maletas ya vuelven a estar vacías en el armario y hay que empezar a mirar la lista de material que hay que comprar y de inscripciones a actividades para el próximo curso. Vuelve el temido despertador.

Por supuesto, el horizonte no es completamente negro. Siempre queda esa vocecilla para recordar cómo, en los momentos de debilidad, la vida puede ser más simple en vacaciones. Para verlo todo un poco más claro y dejar atrás las sombras, y enfrentarse cara a cara con el año que se viene encima, no hay mejor remedio que empezar a planificar las próximas vacaciones. Sí, este curioso remedio es aceptado por los psicólogos como un buen truco para afrontar mejor la vuelta a la realidad.

Planificar las vacaciones=ocho semanas de felicidad

Efectivamente, parece que planificar las vacaciones podría ser aún más beneficioso que marcharse realmente de vacaciones. Un grupo de investigadores de los Países Bajos publicaron un artículo en 2010 tras haber medido el impacto de las vacaciones sobre nuestra felicidad. Así, entrevistaron a 1.530 holandeses, de los cuales 974 cogieron vacaciones en algún momento de las 32 semanas que duraba el estudio.

Según las conclusiones de los investigadores, la "dosis" más importante de alegría viene del simple hecho de preparar las vacaciones. Más concretamente, el efecto de anticipación puede tenernos contentos durante ¡ocho semanas! Sin embargo, el efecto beneficioso de volver de vacaciones se desvanece con mucha más rapidez.

Quizá algunos piensen que planear las vacaciones del verano de 2016 cuando ni siquiera ha acabado el verano de 2015 sea un pelín prematuro. Pero dicha anticipación puede funcionar como una zanahoria que nos haga avanzar el resto del año. "Es como un maratón, con sprints entre medias, como la Navidad", explicaba la psicóloga y psicoterapeuta francesa Marie-Estelle Dupont al canal France 2. "Si se es capaz de visualizar los aceleraciones, bajones y momentos de descanso, se pueden planificar la próxima escapada. Para que cuando aterricemos de las vacaciones sepamos ya el destino que nos espera el año siguiente".

Ánimo, el verano que viene está a la vuelta de la esquina.

Y ADEMÁS…

Este artículo fue publicado originalmente en la edición francesa de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del francés.

 

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA