Huffpost Spain

Quién era Alton Sterling, la última víctima del racismo policial en EEUU

Publicado: Actualizado:
VIOLENCIA
EFE
Imprimir

Este martes, un hombre negro perdió la vida a manos de la Policía en Luisiana (Estados Unidos). Se llamaba Alton Sterling.

Sterling, de 37 años, fue disparado varias veces en el pecho y la espalda a las puertas de una tienda en la localidad de Baton Rouge, donde solía vender discos. Murió al poco tiempo y un testigo grabó en vídeo el tiroteo.

Sterling pasa a formar parte de la extensa lista de hombres y mujeres negros asesinados por agentes. Ese mismo día, moría de varios disparos Philando Castile, también negro, y también a manos de la Policía.

La gente se ha echado a las calles para protestar —una vez más— en contra de la violencia policial, y la tensión racial se ha desatado hasta el punto de que cinco policías han muerto y otros ocho han resultado heridos.

La muerte de Alton Sterling ha sido el principal detonante de estas revueltas. Esto es lo que se debería saber sobre su vida (y su muerte):

1. Alton Sterling era padre de cinco niños

Era hijo, hermano y padre de cinco niños. “Los individuos implicados en su asesinato se llevaron a un hombre de quien dependían a diario cinco criaturas”, cuenta Quinyetta McMillan, madre de uno de los hijos de Sterling.

2. Alton Sterling vivía en una casa de acogida y le encantaba cocinar

Sterling llevaba unos meses viviendo en una casa de acogida gestionada por la organización Living Waters Outreach. Según Calvin Wilson, que vivía con Sterling, al hombre le encantaba cocinar y “siempre hacía comida para todos”, explicó Wilson al diario The Advocate.

3. Alton Sterling llevaba años vendiendo CDs a las puertas de la misma tienda

Así se lo contó a The Advocate Abdullah Muflahi, el dueño de la tienda. Incluso le llamaban cariñosamente “CD man” (el hombre CD).

4. Alton Sterling no se merecía morir

Le empujaron y le tiraron al suelo antes de que los agentes blandieran sus armas y le dispararan a bocajarro hasta la muerte. Aunque los hechos aún no se han esclarecido, hay algo que sí resulta claro: Sterling no se merecía ese destino.

“Quiero saber más de lo que ocurrió y de toda esta situación, porque mi hermano no se lo merecía”, afirmó su hermana Mignon Chambers en declaraciones a WABF-TV. “No se lo merecía en absoluto”.

5. Alton Sterling “nunca se habría rebelado contra la Policía”

Sharida Sterling, prima del hombre, asegura que Sterling nunca se habría atrevido a llevar la contraria a los agentes: “Le asustaban demasiado”, “nunca habría cogido un arma”.

6. Alton Sterling es la persona número 558 disparada y asesinada por policías este año

Desde enero, ha habido 558 muertos a manos de la Policía en Estados Unidos y Sterling uno de los últimos (no el último) en entrar en la lista de The Counted, un proyecto lanzado por The Guardian que recoge los asesinatos policiales en Estados Unidos.

7. La muerte de Alton Sterling fue captada por la cámara de un testigo, que refleja lo que las cámaras de los policías probablemente no recogieron

El vídeo muestra los terribles momentos previos a la muerte de Sterling. Un testigo, sentado en un coche aparcado justo al lado de donde estaba Sterling, grabó cómo dos policías le golpeaban en el suelo. El vídeo también captó sonidos de disparos y gritos. El jefe de Policía afirma que las cámaras que llevaban en el cuerpo ambos policías se cayeron cuando sujetaban a Sterling en el suelo y el vídeo de la tienda todavía no ha salido a la luz.

8. Se supone que Sterling llevaba un arma

Muflahi, el dueño de la tienda, cuenta a la reportera Maya Lau, de The Advocate, que Sterling tomó la decisión de llevar un arma sólo unos días antes, cuando un amigo que también vendía CDs fue asaltado. El Estado de Luisiana permite portar armas.

9. La gente no aguanta más

Muchas personas se han echado a las calles para protestar por la falta de respeto que se tiene hacia los afroamericanos. “Sin justicia no habrá paz” fue el grito que más se escuchó en las manifestaciones.

10. Lo más seguro es que la muerte de Alton Sterling quede impune

Ha pasado una y otra vez: un policía mata a un hombre negro y nadie se hace responsable de ello. Tal y como informa The Washington Post, en Estados Unidos, de los miles de tiroteos por parte de policías que han acabado con la vida de alguien en los últimos diez años, sólo 54 agentes han sido acusados.

Desde 2013, 4054 personas han muerto a manos de la Policía. Sólo en seis casos se ha condenado a los agentes implicados. El 0,1%.

11. Los antecedentes policiales de Alton Sterling se utilizarán en su contra con el fin de denigrarlo y justificar su muerte

Su vida importará menos porque tuvo un pasado no tan perfecto. Como si sus anteriores errores justificaran su asesinato.

12. La muerte de Alton Sterling se parece demasiado (y por desgracia) a la Eric Garner

Y a la de Tamir Rice, y Sandra Bland, y Freddie Gray, y Michael Brown, y a la de todos los hombres y mujeres negros asesinados por agentes.

Sin embargo, guarda un parecido especial con la historia de Garner. Ambos eran negros y ambos murieron a manos de la Policía a las puertas de una tienda donde vendían cosas sueltas. Garner murió en el suelo, mientras la Policía le agarraba y él repetía que no podía respirar. Todo esto quedó grabado por las cámaras y el grito ‘no puedo respirar’ ("I can't breathe") se convirtió en un lema contra la violencia racial en todo Estados Unidos.

13. Alton Sterling era un hombre negro en Estados Unidos

Sterling vivía en un país que no deja de menospreciar, denigrar y destruir vidas de personas negras. La policía dispara de forma desproporcionada a los afroamericanos y, según un estudio publicado en 2015, seis de cada diez hombres negros afirman haber sido tratados de forma injusta por los policías.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Protestas en EEUU por la muerte de otro ciudadano negro a menos de policías

- Un policía patea en la cara a un negro desarmado

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano