Huffpost Spain

Claves para montarte una oficina en casa

Publicado: Actualizado:
OFICINA CASA
HOUZZ
Imprimir

Hace algunas décadas resultaba habitual tener la tienda o el taller en la parte de la vivienda que daba a la calle, y al fondo —o en la planta superior—, las estancias privadas. Ahora, sin embargo, es habitual que el rincón de trabajo se acomode dentro del propio hogar, a menudo de un modo reducido. Descubre opciones para diseñarlo y conseguir una cohabitación respetuosa entre el trabajo y la vida personal, adaptándose al espacio disponible y a las tareas.

¿Regla número uno para trabajar en el mismo espacio en el que se vive? Evitar que las dos áreas de uso se superpongan. Hay muchos trucos para conseguirlo, incluso en espacios reducidos. Es importante analizar bien la superficie con la que se cuenta; luego, pensar en los requerimientos propios del trabajo y, por último, en las cuestiones básicas de la vida diaria de la casa, como cantidad de miembros que viven en ella y sus horarios.

El tipo de actividad que se realice y sus relaciones con el exterior serán determinantes a la hora de ubicar el espacio de trabajo. Si se recibe a clientes, por ejemplo, lo ideal es que la oficina esté lejos de los dormitorios y cerca de la puerta de entrada, o que se pueda acceder a ella mediante un distribuidor y no a través de otras habitaciones. Será útil contar en esta zona con un guardarropa y un aseo de cortesía.

Si el espacio de trabajo se va a instalar en una sala grande, es conveniente delimitarlo de algún modo con divisiones, que pueden ser desde muy sutiles —realizadas con muebles— a más estancas —hechas con algún tipo de cerramiento—. Así, separarás áreas y no habrá superposición de usos.

Villa C.

¿Qué te parecería acceder al despacho a través del jardín? Si se ubica la oficina en alguna construcción anexa a la casa o en un porche, se ganará en independencia con respecto de la casa. También tendrá más luz natural y bonitas vistas, elementos esenciales en un lugar de trabajo porque, según dicen los expertos, aumentan la productividad, reducen el estrés y fomentan la creatividad.

Para la puesta a punto del espacio, piensa de antemano en la posición de la mesa y los enchufes y conexiones necesarios. De ello dependerá la instalación eléctrica. Tener concentrado en un solo mecanismo las conexiones eléctricas, voz, datos y multimedia propicia el orden.

Si es posible, ubica el despacho en una orientación que dé al norte, ya que esto proporcionará una luz equilibrada y sin reflejos a lo largo del año. Si estás en un clima frío, una ventana orientada al este proporcionará luz por la mañana, pero te mantendrá lejos del sol del atardecer.

Al ampliar la superficie de la casa —cerrando una terraza, por ejemplo—, se consigue un interesante espacio extra para este fin. Antes de ponerte manos a la obra, asegúrate de que no haya problemas con las normativas locales y haz que un arquitecto visualice la idea de lo que quieres con un concepto integrador.

Para el despacho de esta casa adosada típica de Londres se optó por una caja de ladrillo que no rompe con la estética original del edificio, optimizando el máximo de luz mediante un cerramiento de vidrio climático.

Alwyne Place

Ten en cuenta que si has ganado espacio a la casa cerrando una terraza o balcón también tendrás que instalar una carpintería aislante y un vidrio doble o triple con aislamiento térmico y acústico reforzado. Invertir en ello te proporcionará en invierno un aislamiento tres veces mayor que un vidrio doble convencional, y el doble de protección ante el calor y el sol en verano. También convendrá contar con protecciones exteriores para la noche (postigones, persianas o estores enrollables) resistentes y con la posibilidad de automatizarlos si el presupuesto lo permite.

ESPACIOS POLIVALENTES

Si el trabajo es de jornada completa, será mejor si dispones de una habitación independiente: estarás más aislado de los ruidos domésticos. Si la única opción es el salón, divide el espacio, situándote en uno de los extremos. Lo puedes hacer con un cerramiento de vidrio, con puertas correderas o con muebles divisorios.

Si compartes usos con otro ambiente de la casa, trata de distribuir tu rincón lo más independiente que se pueda. Por ejemplo, sitúa la zona de trabajo de espaldas al resto de la habitación. Te vendrá bien estar debajo de una ventana o perpendicular a ella, para tener vistas al exterior.

¿Se puede ubicar la zona de trabajo en el dormitorio? No es lo ideal, aunque puede utilizarse como lugar ocasional o para realizar tareas puntuales fuera del horario de oficina. Otra situación diferente es si se tiene poco espacio en casa; en ese caso el dormitorio es un lugar que no se usa durante el día, por lo que es una lástima desaprovecharlo.

Interior OOD

Algunas soluciones son ocultar la cama en un mueble con un sistema plegable, reemplazarla por un sofá-cama u optar por una idea a la japonesa y guardar el futón en un armario. Por otro lado se puede sustituir el escritorio, que tiende a ocupar mucho espacio, por una encimera adosada a la pared.

Para dar un carácter más profesional al espacio de trabajo en casa, elige mobiliario asociado a la imagen de una oficina. El estilo Mid Century (el típico de la serie Mad Men) es visualmente liviano y cuenta con piezas muy versátiles. Otra opción es emplear las citadas encimeras sobre la pared, que ocupan menos, y utilizar cajoneras como apoyo.

Si vives solo, tendrás más opciones de configurar un espacio a medida. Ayúdate de las líneas de home office de las firmas especializadas en mobiliario de oficina para equiparlo con muebles con un look profesional, ergonómicos y funcionales pero con un diseño más casual. Algunos espacios pueden tener un concepto multifunción, como la mesa de la imagen, que sirve para comer y para reuniones.

Interior NA

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest