Huffpost Spain

10 cosas que no tienen sentido para las personas altamente sensibles

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Las personas sensibles a veces tienen mala reputación por llevar las emociones pintadas en la cara.


Sin embargo, los que tienen este tipo de personalidad son algo más que un mar de lágrimas. Ser altamente sensible también implica tener unos niveles más elevados de intuición y empatía. Según los expertos, el 20% de la población es altamente sensible.

LEE:16 rasgos de las personas altamente sensibles

Como pasa con la mayoría de las características relacionadas con la personalidad, al conocer las peculiaridades de una persona altamente sensible es más fácil entenderla (a ella, sus excentricidades y sus aversiones). Hay ciertas conductas y preferencias personales que no son para ellos.

A continuación encontrarás algunas de las cosas que no tienen sentido para una persona altamente sensible:

1. Mantener la compostura siempre

Las personas altamente sensibles son propensas a llorar con frecuencia, pero no porque sean frágiles. Independientemente de si están contentas, tristes, enfadadas o conmovidas: si sienten una emoción, es probable que la exterioricen con lágrimas. Hay gente que no entiende este hábito, pero en realidad los hipersensibles no suelen ser capaces de controlarlo: según una investigación, este tipo de personas siente a un nivel más profundo y reacciona acorde a eso.

2. Hacer mucho ruido al masticar

Los ruidos estridentes o repetitivos son lo peor. Tal y como ha explicado al HuffPost en otra ocasión la investigadora Elaine Aron, las personas altamente sensibles captan muchos estímulos de su entorno; por lo tanto, este tipo de sonidos les resultan aún más frustrantes.

3. La mala educación

Según Aron, las personas altamente sensibles suelen ser muy diligentes. Pero eso implica algo más que decir "por favor" y "gracias". Los individuos sensibles son más conscientes de que pueden estar molestando a alguien (no verás a una persona altamente sensible entrar al metro en vez de dejar salir a la gente primero). También es más probable que se den cuenta antes de cuándo alguien no está siendo educado.

4. Ver una película de miedo por las risas

¿Quieres ver una película de terror este fin de semana? Para las personas altamente sensibles es un plan duro porque son increíblemente empáticas, lo que quiere decir que no les cuesta nada ponerse en la piel de otra persona, según la investigación de Aron. Y, por esa misma razón, las películas violentas tampoco son sus preferidas.

5. El concepto crítica constructiva

Las personas sensibles reflexionan sobre las críticas o sobre un correo electrónico de un jefe durante más tiempo que las demás. Para este tipo de personas, las críticas son una fuente de angustia increíble y las interiorizan con más frecuencia que los que son menos sensibles.

6. Tomar una decisión fácilmente

Ya sea para escoger el restaurante en el que cenar o para tomar un nuevo rumbo en su vida laboral. Es como si cada decisión fuera cuestión de vida o muerte. Las personas altamente sensibles tienden a estresarse cuando tienen que tomar una decisión porque, según Aron, tienen miedo de equivocarse.

7. Hacer ejercicio en grupo

Por lo general, los individuos sensibles prefieren hacer ejercicio solos, de acuerdo con Ted Zeff, autor del libro The Highly Sensitive Person’s Survival Guide [Guía de supervivencia para las personas altamente sensibles]. Una clase de zumba no es precisamente pan comido para las personas hipersensibles porque tienen miedo de que cada uno de sus movimientos vaya a ser mirado con lupa.

8. Decir que un tatuaje "no ha dolido nada"

Un pinchazo o un análisis de sangre también es una especie de tortura para ellos. O un golpe en el meñique del pie, si nos ponemos. La investigación de Aron pone de manifiesto que a las personas altamente sensibles les afecta más el dolor que a las demás.

9. Tener que recibir la noticia de que alguien está enfadado

Los más sensibles son observadores y están pendientes de los cambios, ya sea en el estado de ánimo de un amigo o en la decoración del salón del mismo. Esto se debe a que tienden a percibir más los cambios sutiles de su entorno y a que les afectan más las emociones de los demás. (En otras palabras, si pasas de usar un punto a un signo de exclamación al hablar con una persona altamente sensible por WhatsApp, se dará cuenta).

10. El uso del término sensible como si fuera algo negativo

A las personas altamente sensibles se les dicen un montón de cosas: que son demasiado intensas, demasiado débiles o, directamente, demasiado sensibles. Pero hay investigaciones que demuestran que no lo pueden evitar. Ciertos estudios señalan que las personas sensibles están biológicamente diseñadas para ser como son. Y, además, no lo cambiarían por nada del mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Carta abierta de los introvertidos al resto del mundo

- 16 rasgos de las personas altamente sensibles

- 10 formas de actuar que diferencian a los introvertidos del resto

- 18 cosas que las personas altamente creativas no hacen igual que el resto

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest