Huffpost Spain

Las españolas trabajarían gratis desde hoy hasta fin de año por la diferencia con los hombres

Publicado: Actualizado:
TRABAJOGRATIS
UGT
Imprimir

Con una brecha salarial que empuja sus sueldos a la baja, hasta una sexta parte inferiores a los de los hombres, las mujeres en España conmemoran este 8 de noviembre una fecha simbólica en la lucha por la igualdad: por la diferencia salarial entre géneros, hoy dejarían de cobrar y su trabajo hasta fin de año no estaría remunerado. Para ser precisos y por comparación con ellos: ellas dan el callo 54 días al año gratis.

El salario de los hombres españoles es un 14,9 % superior al de las mujeres. España se sitúa así por primera vez por debajo de la media comunitaria, del 16,7% según datos de Eurostat. La agencia dio a conocer la diferencia salarial por género en los países de la UE el 3 de noviembre pasado, día que representa simbólicamente el momento en que esa desigualdad dejaría a las mujeres europeas sin cobrar hasta fin de año.

En España la diferencia se acorta en 2016 - desde el 24% de 2015 cuando marcó récord de los cinco años anteriores hasta los casi 10 puntos menos que registra este año- y la fecha también se retrasa hasta este martes 8 de noviembre, que UGT ha bautizado con el hashtag #Yotrabajogratis para concienciar en redes sociales sobre esta discriminación entre géneros.

Las mujeres cobran a día de hoy lo que los hombres ganaban hace una década

Las mujeres cobran a día de hoy lo que los hombres ganaban hace una década, lo que convierte a España en el sexto país europeo con mayor brecha salarial de género, solo por debajo de Eslovaquia, Alemania, República Checa, Austria y Estonia.

La pasada crisis, las políticas públicas pero también la última reforma laboral, la ausencia de una ley de igualdad salarial y la falta de impulso a la negociación colectiva enquistan la desigualdad, según explicó Cristina Antoñanzas, visecretaria general de UGT, en la presentación de la campaña, el lunes en Madrid.

brechasalarial

Por el mismo motivo que las españolas, las francesas fueron llamadas a no acudir a sus puestos este lunes, día en que se cumplía para ellas el simbólico día en que empezarían a trabajar gratis hasta fin de año.

LA CONCILIACIÓN, DE FONDO
Para la filósofa Victoria Camps, la brecha salarial entre hombres y mujeres tiene dos lecturas. “La más fácil es la que interpreta que una mujer y un hombre que ocupan el mismo puesto de trabajo perciben salarios distintos, inferior el de la mujer”, dice. “La otra viene a explicar que las mujeres trabajan menos horas que los hombres lo que, obviamente, repercute en que cobran menos”, añade.

“Por qué trabajan menos horas es fácil de explicar", introduce. "Ellas soportan la carga más fuerte de la organización doméstica y el cuidado de hijos o padres ancianos, por lo que la desocupación y la precariedad laboral se ceban más en ellas”, apunta Victoria Camps, quien termina con una recomendación: leer a la feminista Anne Marie Slaughter, exconsejera de Hillary Clinton, y quien habla de las medias verdades que nos han llevado a repartir tareas y a trabajar de una forma insana e insatisfactoria.

2186: año en que se alcanzará la igualdad salarial según los pronósticos del Foro Económico Mundial

En materia de género hay una fecha rotulada en grande en el calendario: 2186, año en que se alcance por fin la igualdad salarial entre hombres y mujeres, según los pronósticos del Foro Económico Mundial recogidos en su Informe sobre la brecha global de igualdad de género 2016 que ya refleja un retraso en las políticas de igualdad y, por ende, en sus previsiones.

Pero la estimación de 2186 no es del todo correcta, según llama la atención Lina Gálvez Muñoz, directora del Observatorio de Género de Economía, Políticas y Desarrollo de la Universidad Pablo de Olavide. Se basa en una proyección de futuro realizada sobre datos de años pasados. “Y los tiempos han cambiado”, subraya en conversación con El Huffington Post. “El nuevo contexto austericida”, denuncia, “revierte algunos de los logros conseguidos en igualdad”.

“Las mal llamadas políticas de austeridad no son otra cosa que las prácticas deflacionistas aplicadas en América Latina y Asia en décadas pasadas y que arrastran un sesgo de género muy negativo para las mujeres”, explica. “Al suponer una moderación salarial, privatizaciones y disminución del gasto público”, continúa la catedrática, “afectan en especial a las mujeres”. “Ganan menos, son usuarias de servicios sociales y las principales empleadas el sector público, y ellas sustituyen en el cuidado a los servicios sociales que se dejan de proveer, como garantes de las redes de seguridad de último recurso”, apuntala.

“Estas políticas”, continúa con su denuncia Lina Gálvez, “comenzaron a aplicarse en mayo de 2010, con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pero se intensificaron de manera clara a partir de la llegada al poder del PP”.

ESPAÑA NO IBA BIEN
La economista echa un jarro de agua fría sobre los tiempos del “España va bien”. “No iba bien para las mujeres”, dice, “pero eso no era problema para lanzar las campanas al vuelo”. Gálvez recuerda que la brecha de género casi se cerró en los primeros años de la crisis con motivo de la destrucción indiscriminada de empleo. “Pero desde que se empezó a crear empleo”, contrapone, “no ha hecho sino aumentar”. Una injusticia y un problema ético importante, cuenta, ya que desde 2001 las mujeres han realizado un sorpasso a los hombres en educación secundaria y universitaria, lo que significa que estamos desaprovechando el talento y formación de nuestra ciudadanía”, denuncia.

Barack Obama abandonará la Casa Blanca este mes con un objetivo cumplido: comprometer a 50 multinacionales, entre las que se encuentran gigantes como Apple, Facebook, Microsoft, Google, Coca-Cola, General Motors y Nike, a pagar lo mismo a hombres que a mujeres. El suyo es un triunfo para la igualdad.

La Unión Europea emprendió su propia campaña en 2010. Recibió el título de Equality Pays Off (EPO), la igualdad vale la pena en español. Este marco valió para organizar encuentros con empresas de más de 30 países, algunos de fuera de la UE como Turquía, pero la iniciativa finalizó en 2015 y no se ha renovado desde entonces.

Con el foco en España, el nuevo Gobierno del Partido Popular ha recuperado en esta su segunda legislatura el Ministerio de Igualdad, fulminado en 2010. Aunque sus competencias se suman a las de Sanidad bajo la dirección de la cuota catalana que representa Dolors Montserrat, la nueva ministra de Igualdad aseguró en su toma de posesión que trabajará "sin descanso" para "lograr una sociedad con igualdad de oportunidades".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Las mujeres ganan hoy lo que los hombres hace una década.

- En España, los hombres cobran de media casi un 15 % más que las mujeres.

- La brecha salarial en España ha crecido 2,7 puntos durante la crisis.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

 

Información cedida por ver más