TENDENCIAS

¿Con qué frecuencia hay que lavar las sábanas? (Según los microbiólogos)

Quizás sea hora de hacer la colada.

07/07/2017 09:23 CEST | Actualizado 07/07/2017 09:23 CEST

Si no recuerdas la última vez que metiste las sábanas a la lavadora, presta atención. Philip Tierno, un destacado microbiólogo de la Universidad de Nueva York, ha recomendado en la publicación Business Insider lavar los edredones, fundas de las almohadas y sábanas una vez por semana, ya que los organismos microscópicos pueden desarrollarse en la ropa de cama y hacer enfermar a sus usuarios. De hecho, con dos semanas de desarrollo en las sábanas, ya son capaces de provocar dolor de garganta, sobre todo si padeces alguna alergia.

Hero Images via Getty Images

Este microbiólogo asegura que, tras solo una semana, los microbios y las bacterias acumulados en las sábanas empiezan a aparecer en cantidades "significativas". Además, la ropa de cama sin lavar también podría provocar estornudos frecuentes y resfriados, ya que, al estar los microbios pegados a la cara, es mucho más fácil que penetren en el organismo mediante la respiración.

Philip Tierno explica que la gravedad tiene un papel fundamental en la contaminación de las sábanas: "Así como la antigua ciudad de Roma, con el tiempo, pasó a estar enterrada debido a las partículas que atraía la gravedad, esa misma gravedad atrae toda la suciedad al colchón".

Y no es el único experto que advierte de las consecuencias que tiene en nuestra salud el hecho de perder de vista la importancia de hacer la colada con frecuencia. Mary Malone, experta en temas de lavandería que escribe en About.com, asegura que dejar las sábanas sin cambiar durante un largo período de tiempo podría conllevar ciertos problemas de salud, como heridas infectadas y pie de atleta. También explica que, como durante el sueño seguimos transpirando, el cuerpo libera sustancias y desechos.

"Es posible encontrar saliva, orina, fluidos genitales y materia fecal en las fibras", cuenta a ATTN. "Si las sábanas no se lavan de forma regular y el ocupante tiene arañazos o heridas, se le pueden infectar", señala. Además, a través de la tela se pueden coger hongos, como el pie de atleta.

"Una falta de limpieza de las sábanas y la funda de la almohada permite que los fluidos se filtren en el colchón y la almohada, y limpiar eso es mucho más difícil que meter las sábanas en la lavadora", apunta la especialista.

En cambio, la profesora Val Curtis, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, no piensa que las sábanas sucias sean especialmente peligrosas. Aunque recomienda cambiarlas una vez por semana, más que nada, "por motivos estéticos".

Para finalizar, Philip Tierno realiza la siguiente comparación: "Si tocaras una caca de perro por la calle, querrías lavarte las manos. Ahora piensa lo mismo pero aplicado a las sábanas. Si vieras lo que yace en ellas (aunque, claro, no se puede ver a simple vista), te dirías a ti mismo: '¿De verdad quiero dormir sobre eso?".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco y Marina Velasco Serrano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deberías lavar tus trapos y toallas con más frecuencia de lo que crees

No sabes comprar sábanas, pero aquí tienes ayuda...

Esto es lo que ocurre si no cambias las sábanas con demasiada frecuencia

Once cosas que no sabías que puedes meter en la lavadora

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!