INTERNACIONAL

El parlamento polaco ignora a Bruselas y avanza en sus reformas autoritarias

A pesar de las protestas y manifestaciones, ha adoptado la controvertida reforma de la Corte Suprema.

20/07/2017 16:50 CEST | Actualizado 20/07/2017 19:29 CEST
EFE
os parlamentarios durante la votación en un debate en la Cámara Baja (Sejm) sobre el proyecto de ley que pretende reformar el Tribunal Supremo en Varsovia (Polonia).

El Parlamento polaco, controlado por los conservadores en el poder, han aprobado este jueves una controvertida ley sobre la Corte Suprema, denunciada por la oposición como un "golpe de Estado", ya que reduce la independencia de la justicia.

A pesar de las protestas y manifestaciones, el partido conservador Derecho y Justicia (PiS) ha impuesto su mayoría en el voto de esta ley que se ha aprobado con 235 votos contra 192, y 23 abstenciones.

La reforma le arroga al ministro de Justicia la autoridad para seleccionar candidatos para el tribunal.

Esta reforma es la última de una serie de modificaciones en la justicia que, según el PiS, harán más eficaz al sistema judicial y la lucha contra la corrupción.

La oposición considera que debilita la separación de los poderes y que es un intento para facilitar a los conservadores el control del conjunto de la vida social.

El miércoles, la Comisión Europea había urgido a Varsovia a "poner en suspenso" la reforma judicial, amenazándola con sanciones sin precedentes.

La Comisión Europea expresa su profunda preocupación por los claros riesgos para la independencia del poder judicial en Polonia e insta al gobierno polaco a suspender sus nuevas leyes

"La Comisión Europea expresa su profunda preocupación por los claros riesgos para la independencia del poder judicial en Polonia e insta al gobierno polaco a suspender sus nuevas leyes", ha indicado el ejecutivo comunitario en un comunicado.

"Estamos muy cerca de recurrir al artículo 7 del tratado de la UE (Unión Europea)", sinónimo de posibles sanciones como la suspensión de los derechos de voto de Polonia dentro del bloque, ha advertido el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

La medida aún debe ser adoptada por el Senado, también controlado por el PiS, y firmada por el presidente, Andrzej Duda.

Éste, un abogado que entró en la política, es un cercano aliado del PiS. El jueves hizo saber que había rechazado un encuentro con el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, que organiza los trabajos de los 28 miembros de la Unión Europea, que expresó su preocupación sobre la situación.

Apenas se ha conocido el resultado, el voto ha sido denunciado por manifestantes que se habían congregado delante del Parlamento. Se anunció para más tarde una manifestación delante del palacio presidencial.

El PiS llegó al poder en octubre de 2015 e impulsó varias reformas radicales. Algunas, como la de la Corte Suprema o la de los medios públicos, son muy criticadas por la Comisión Europea.

CARTA DE TUSK

Por otro lado, este jueves el presidente del Consejo Europeo, el exprimer ministro polaco Donald Tusk, ha avisado del riesgo de "marginación" en Europa que corre Polonia por las reformas del Gobierno ultraconservador.

A través de un comunicado difundido en polaco después de que el Parlamento adoptara la reforma de la judicatura, Tusk ha revelado que la víspera había hablado con el presidente de Polonia, Andrzej Duda, y le invitó a reunirse con carácter "urgente" para abordar la "crisis política" de su país.

Nuestra tarea común debe ser evitar el peor escenario que podría suponer la marginalización de Polonia en Europa

"Nuestra tarea común debe ser evitar el peor escenario que podría suponer la marginalización de Polonia en Europa", ha dicho Tusk, para quien las reformas en marcha son una "negación de los valores y estándares" de la Unión Europea y pone en riesgo la reputación de su país natal.

El presidente del Consejo lamenta que las leyes impulsadas por el Gobierno de Beata Szydlo "transportan en el tiempo y el espacio" a su país, "hacia el pasado y hacia el Este". Y asegura que las consecuencias serán graves también en el plano internacional.

Consciente de que Duda y él no comparten la visión sobre la situación, Tusk se ha dirigido a él pidiéndole "cooperación por el bien y seguridad" del país de ambos y le ha avisado de que si las reformas salen adelante se dañará seriamente la opinión exterior sobre la democracia en Polonia.

Por ello aboga por buscar soluciones que aceptables para todas las partes, incluidos el Parlamento polaco, la oposición, el propio Duda y la Unión Europea; al tiempo que recalca que queda mucho por hacer y el tiempo se agota.

En el comunicado, Tusk ha hecho también una defensa de la Unión Europea porque, dice, "no se trata únicamente de dinero y expedientes", sino ante todo de "valores y altos estándares" de vida.

"Podemos cambiar esa peligrosa deriva, pero requiere diálogo", ha añadido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría se unen para no aceptar refugiados

- Polonia amenaza con bloquear la cumbre europea si Donald Tusk es reelegido

- "No puedo creer que todavía tenga que protestar por esta puta mierda"