TENDENCIAS

Las dificultades que casi hacen que 'La Catedral del Mar' nunca llegara a la televisión

Rodolf Sirera, uno de sus guionistas, cuenta cómo fue el larguísimo proceso de creación de la serie de Antena 3.

26/09/2017 13:50 CEST | Actualizado 26/09/2017 16:15 CEST
Catedral del Mar

La Catedral del Mar es una de las grandes apuestas de Antena 3 para este curso. El guión de la ficción basada en el libro de Ildefonso Falcones ha pasado por un sinfín de aventuras hasta que se ha materializado en una serie de ocho capítulos, cuya fecha de emisión todavía se desconoce.

Los guionistas Rodolf Sirera y Antonio Onetti han contado en la reunión organizada este lunes por el sindicato de guionistas ALMA cómo fue la travesía por el desierto de ese libreto.

Todo comenzó en 2012, cuando la productora Diagonal TV encargó a Sirera un estudio sobre si era viable o no adaptar el libro —de nada más y nada menos que 700 páginas— a formato televisivo.

En verano de 2013 llegaron las malas noticias: el dinero no llega y la serie se paraliza. Finalmente la productora decide echarle valor y arriesgarse a escribir la ficción al completo, puesto que sólo el piloto estaba redactado. "En junio de 2013 me encargan que empiece a escribir la serie, que en un principio iba a tener seis episodios de unos 60 minutos de duración, en total, unos 360 minutos", cuenta Sirera, que lleva apuntado en una libreta este lío de fechas.

Meses después, la productora da luz verde a la serie. Sirera decide contar con Antonio Onetti, especializado en cine, para escribir el resto de capítulos. En junio de 2014 ya trabajan todos juntos: guionistas, productores y directores. Pero vuelven las malas noticias: de nuevo se paraliza todo por falta de dinero.

En junio de 2013 me encargan que empiece a escribir la serie, que en un principio iba a tener 6 episodios de unos 60 minutos de duración, en total, unos 360 minutos"Rodolf Sirera, guionista de 'La Catedral del Mar'

En 2015, Diagonal TV vuelve a la carga... con otra propuesta totalmente distinta: una miniserie para una cadena alemana, dos episodios de 90 minutos cada uno. "A mí mientras me paguen hago lo que sea", rememora Sirera, que tuvo que reducir la serie a 180 minutos.

Por lo que sea, los alemanes deciden bajarse del proyecto y esos guiones se pierden en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Pero ¡oh, milagro! En 2016 la productora vuelve a retomar el proyecto."Ya me había olvidado de la serie", asegura Sirera. Pero —siempre hay un pero— ya no son 6 capítulos, serán 7.

"Ya ni molesté a Onetti", confiesa el guionista, puesto que sólo tenía que añadir un episodio más a los ya escritos. Pero aún hay más —siempre hay más—. Netflix entra en el proyecto y pone el dinero que faltaba para completar la producción y llevar a cabo la mastodóntica obra de Falcones.

Netflix entra en el proyecto y pone el dinero que faltaba para completar la producción y llevar a cabo la mastodóntica obra de Falcones

¿Algo más? Sí. Ya no serán 7 capítulos, serán 8.

Después de todo este jaleo, en 2016 se termina de redactar todo lo relacionado con el guión y en agosto se inicia el rodaje, casi todo en exteriores de Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y Aragón.

Esta serie es una perfecta metáfora del libro, puesto que hacerla ha sido tan complicado como levantar una catedral.