BLOGS

5 ideas para disfrutar aún más del sexo con tu pareja en verano

27/07/2014 09:58 CEST | Actualizado 25/09/2014 11:12 CEST

El verano es una época del año que suele relacionarse con el ocio, la fiesta, la diversión, los amores pasajeros y... el sexo. La luz del día nos hace aumentar nuestra energía, la alegría, las ganas de salir de nuestra casa, hacer cosas nuevas y diferentes, relacionarnos más socialmente, conocer gente nueva. Nuestra piel está más expuesta, vemos y nos miran más, nuestros cuerpos se exhiben de forma más despreocupada y los ojos se vuelven más indiscretos. Pero además, para los más afortunados, el verano trae las vacaciones, podemos desconectar de las preocupaciones laborales, y descansar de horarios que nos agotan y en ocasiones nos dejan sin tiempo para disfrutar de nuestra pareja. Las vacaciones de verano son un buen momento para disfrutar más del sexo si estamos solteros pero también si tenemos pareja. Y aquí van cinco ideas muy sencillas para disfrutar aún más del sexo con tu pareja en verano.

  1. Dedicadle tiempo al sexo. Uno de los grandes errores en el sexo es creer que solo se puede disfrutar de él cuando surge, cuando tenemos ganas. Sin embargo el sexo lo podemos preparar, buscarle un hueco en nuestro horario de vacaciones, reservar una tarde, un día, un rato largo, todo el tiempo que queramos para estar con nuestra pareja, desearnos y disfrutar de nuestro cuerpo y de nuestras emociones.
  2. Probad nuevas cosas. Cuando tenemos más tiempo y estamos más descansados es un buen momento, por ejemplo, para probar nuevas posturas sexuales, comprar lo último en lencería o introducir juguetes sexuales. Para eso le tendremos que dedicar un tiempo a investigar en alguna tienda erótica, comprarnos algún libro o buscar información en la red.
  3. Aventuraos con alguna fantasía sexual. Hay fantasías sexuales que nunca saldrán de nuestras cabezas y no necesitan salir de ellas. Pero hay otras que podemos querer probar y llevar al mundo más real. El verano es un buen momento para poder practicar sexo en algún lugar público (eso sí, sin que nadie que no quiera nos pueda ver), para representar con nuestra pareja un encuentro fortuito con un desconocido que acaba en sexo apasionado o para vivir una escena erótica de alguna película que haya marcado nuestra experiencia sexual.
  4. Disfrutad del sexo sin coito. Por desgracia aún se sigue oyendo aquello de los preliminares sexuales, incluso no hace mucho lo escuché en boca de un supuesto especialista. Lo cierto es que la sexualidad es muchísimo más que el coito y que muchas parejas viven la esclavitud de la penetración, donde solo existe la sexualidad genital centrada en la penetración. Una forma de volver a disfrutar de nuestra piel y de nuestro cuerpo es tener sexo sin penetración e incluso dejar las caricias y estimulación genital limitado a un tiempo. Besos, caricias, masajes son el mejor camino para disfrutar de nuestro sexo.
  5. Provoca a tu pareja y déjate provocar durante todo el día. Durante las vacaciones solemos pasar mucho más tiempo con nuestra pareja y es muy habitual pasar juntos todo el día. La última de las ideas para disfrutar aún más del sexo con tu pareja en verano es muy sencilla: provocaros sexualmente durante toda la mañana, la tarde y la noche. Tumbados en la playa, una conversación caliente; en una cafetería tomando un caña, una leve pero firme caricia en la pierna; mientras camináis por la ciudad, un beso apasionado; o mientras estáis sentados en algún lugar, una blusa que se abre y deja ver más de la cuenta.