BLOGS

¿Cuál es el país del mundo desarrollado donde se pagan menos impuestos? España no, desde luego

16/07/2012 08:33 CEST | Actualizado 14/09/2012 11:12 CEST

"Hoy tenemos una presión fiscal en España que es la más baja del mundo desarrollado".

La frase pertenece al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y fue pronunciada el pasado lunes durante su participación en uno de los cursos de verano que organiza la Universidad Complutense, el mismo en que se anunció la subida del IVA que se ha aprobado este viernes.

Sin entrar a valorar la necesidad de esta subida y el resto de recortes aprobados por el Gobierno, que sobre eso hay opiniones para todos los gustos y no es el objeto de este blog, me pregunto: ¿Es posible que los españoles estemos pagando menos impuestos que el resto de países desarrollados?

Los datos

Según las últimas estadísticas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), dentro del apartado de países desarrollados, hasta nueve países -de una lista de 34- nos ganan en cuanto a menor presión fiscal, entendida como lo que recauda el Estado en impuestos dividido entre el Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Concretamente, y para poner nombres y apellidos, los suizos, estadounidenses, chilenos, griegos, irlandeses, coreanos, mexicanos, eslovacos y turcos soportan una menor presión fiscal que los españoles. Así que, por despejar la duda: no, España no es el país con menos presión fiscal del mundo desarrollado. No lo era antes de la subida anunciada por el Gobierno y desde luego no lo es ahora.

En cualquier caso, la presión fiscal es sólo un índice, pero quizás no el más preciso para saber cómo el pago de impuestos afecta a nuestros bolsillos. Para eso los técnicos del Ministerio de Hacienda, que de impuestos algo saben, utilizan otro: el esfuerzo fiscal. ¿Y qué es el esfuerzo fiscal? Pues es el resultado de dividir la presión fiscal entre la renta per cápita de cada país o, lo que es lo mismo, cuánto le cuesta a un español medio pagar los impuestos teniendo en cuenta su renta.

Pues bien, tampoco en este indicador España sobresale. Encabezando el ránking en la Unión Europea están Bulgaria, Rumanía, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia y Estonia, que son los siete países en los que más sacrificios tienen que hacer sus ciudadanos para pagar los impuestos, mientras que los últimos puestos los ocupan Bélgica, Austria, Alemania, Dinamarca, Holanda, Irlanda y Luxemburgo.

A la hora de pagar impuestos, los ciudadanos de esos siete países tienen que hacer un esfuerzo menor que el de los españoles, a pesar de que, en algunos casos, pagan más tributos. Pero, claro, es que también ganan más, por lo que en última instancia tienen una mayor poder adquisitivo para gastárselo en lo que quieran.

Quizás por eso, ya en febrero, el Wall Street Journal nos dedicó un artículo en el que se afirmaba que España se había convertido en uno de los países europeos que más cargaba con impuestos a sus ciudadanos.

Y eso sin contar la enorme cantidad de personas que defraudan en España y que hacen que las personas que no defraudan tengan que asumir un mayor esfuerzo fiscal cada vez que se suben los impuestos.

Resumiendo, ¿cuál es el país del mundo desarrollado donde se pagan menos impuestos? España no, desde luego.