Huffpost Spain
Patricia Ramírez Headshot

Entrénate para la vida

Publicado: Actualizado:
Print Article

Si hay una frase y un momento memorable ese es el que protagonizó Francisco Umbral en el programa de Mercedes Milá cuando pronunció "Yo vengo aquí a hablar de mi libro". Yo era pequeña, pero recuerdo perfectamente ese momento y me impactó. Imagino que tanta sinceridad en una frase tan corta me llamó la atención cuando de niña tratas de ser lo que los demás esperan de ti. Me pareció tremendo que alguien fuese capaz de ser tan directo, es más, me dejó anonadada, no sé si para bien o para mal, pero alucinada. La cara de Mercedes fue genial. Lo miraba desde el extremo de la mesa como si no se creyera el momento y siendo consciente a la vez, de que estaba siendo parte de la historia de la televisión. Mercedes, complaciente, le preguntó "¿Qué querías decir de tu libro?". Y Francisco le contestó, "lo que tú me preguntes".

Desde ese día la frase pasó a la historia y todos hemos fantaseado con pronunciarla en algún momento de nuestras vidas. A mí me ha llegado hoy.

Hoy vengo a hablar de mi libro. No soy capaz de expresar el sentimiento con el que lo he escrito y el orgullo de haber sido invitada a hacerlo. Recuerdo el mail de Olga, mi editora de Espasa, comentando que tenían interés en conocerme. Y a partir de ahí nos enamoramos del proyecto y de los que codo con codo hemos compartido estos meses de trabajo. Es un libro fácil de leer. Si seguís habitualmente mis tuits y mis artículos, sabréis que cuando escribo voy directa al grano, que teorizo poco y que intento ser muy práctica. Sólo deseo, que ya que vas a leer el libro, tengas la sensación de que puedes aplicarlo a tu vida. Todos tenemos problemas, y casi todos salimos airosos de ellos. Pero si de vez en cuando alguien nos da un empujoncito y nos ayuda a ver las cosas desde otro prisma, bienvenido sea. Eso espero con mi libro, dar ese pequeño empujón para que te animes a emprender, o para que pierdas tu miedo, o te puedas organizar mejor, veas la luz donde hoy hay tinieblas, te eduques en el esfuerzo, en fin, un pequeño manual de autoayuda. Lidiar con la vida cotidiana puede ser a partir de hoy un poquito más sencillo, y si de verdad lo consigues, me sentiría muy feliz si me lo hicieras saber.

En el libro encontrarás en cada capítulo una parte teórica muy breve y una parte práctica que podrás aplicar en tu vida. Tienes capítulos para todos los gustos:

  • Sueños y deseos hechos realidad: todos tenemos un por qué y todos queremos llegar a una meta. Puedes aprender a establecer las tuyas, a priorizarlas e invertir esfuerzos en alcanzarlas.
  • El buen ambiente y los buenos jefes: tengo la experiencia de haber convivido con dos cuerpos técnicos cohesionados, con buen humor y en los que primaba el respeto. El buen ambiente de trabajo es importante y tener un buen jefe, más.
  • Disfrutar de las pequeñas cosas: las personas felices lo son no porque tengan más cosas ni un entorno más favorecido, sino porque son capaces de centrar la atención en lo que es importante.
  • Rituales y obsesiones: tú puedes intervenir en tu suerte, crear oportunidades, salir a por ellas.
  • Si quieres algo... trabaja duro: la educación en valores y la cultura del esfuerzo son las vías más eficaces para lograr lo que deseas. Olvídate de la cultura del pelotazo, es poco ético y un mal modelo para los que vienen detrás.
  • Conocer a mi grupo me une a él: aquí encontrarás información sobre el grupo. Tus hijos y tu pareja son tu equipo. Tus amigos también. Aprende a conocerlos y a comunicarte en el mismo plano.
  • ¡Elegir lo que piensas depende de ti!: Tus ideas las eliges tú, lo que verbalizas lo eliges tú y lo que escribes, también. El pensamiento determina cómo te sientes y cómo actúas. Puedes aprender a controlarlo.
  • Así, reina, con seguridad, con paso firme: Sentirte seguro y confiado es el primer paso para atreverte. Atreverte en el amor, en el trabajo, en ese cambio de proyecto, en definitiva, en cambiar tu vida.
  • Las ventajas de ser un martillo pilón: este capítulo es una exaltación del valor de la perseverancia. Si quieres algo, si tienes tu sueño en la cabeza y no se trata de algo completamente lunático, insiste. No tires la toalla, esfuérzate y vuelve a insistir.
  • Expectativas y Pigmalión: las expectativas que ponemos en los demás nos condicionan el trato que tenemos con ellos. Y las que ponemos en nosotros, o nos limitan o nos potencian.
  • Aprende a asumir responsabilidades: si cada vez que cometes un error, echas balones fuera, no podrás corregirlo. Necesitas saber cuáles son tus puntos fuertes y cuáles son los débiles. Te permitirá crecer y no depender de la opinión de los demás.
  • La estabilidad emocional: si quieres ser feliz, busca el equilibrio.
  • Miedo y ansiedad: la ansiedad es el mal del siglo XXI. Aprende a controlar la ansiedad y a enfrentarte a tus miedos. Podrás ser libre y mejorar tu estado de bienestar.
  • La ira: si eres de los que no tienen paciencia, no se pueden controlar dando voces, este es tu capítulo. La conducta irascible te aleja de las personas que quieres.
  • Ser empáticos nos une: te gustan las personas que te ayudan y ayudar a las personas que te gustan. La empatía es la capacidad de ponerte en el lugar del otro.
  • La terapia del jódete: no siempre encontrarás motivación para hacer lo que debes. Hay cosas que tienes que hacer porque sí, y punto.
  • La importancia de ser benevolente y agradecido para ser feliz: las personas agradecidas despliegan un radar con el que buscan el bien de los otros. Están atentas a los buenos gestos.
  • El poder de la comunicación: la comunicación está presente las 24 horas. Una buena comunicación une. Las personas carismáticas y con liderazgo se comunican bien.
  • El punto de no retorno: hay momentos en la vida en los que, una vez iniciada la acción, no tienes vuelta atrás. Trabajar con esta filosofía te permite luchar por lo que deseas.
  • El desamor: que se muera un amor no significa que tengas que morirte tú. Existen formas de afrontarlo para que sufras menos.
  • Decálogo. Sobrevivir , crecer y ser feliz gracias a los propósitos

La que más ha aprendido con este libro soy yo. Porque hubiera sido imposible escribirlo sin la experiencia que he tenido con mis deportistas, entrenadores y pacientes. Ellos han sido mi fuente de inspiración, los que me han permitido pensar para dar soluciones, acompañarlos en los momentos buenos y los menos buenos, ser creativa, inventar y pasarlo tremendamente bien a pesar de que todo el día lidio con problemas.

El libro tiene como objetivo SER ÚTIL. En el momento en el que no lo puedas aprovechar o te veas incapaz de aplicarlo, no te machaques, llegará el momento en el que sí lo puedas hacer, estoy segura. La vida tiene que vivirse para FLUIR, disfrutar, incluso cuando te propones cambiar algo de tu forma de ser, de pensar o actuar. No metas nada con calzador porque te aburrirás, frustrarás y querrás abandonar. Coge el libro con ilusión, y hazte a la idea de que es FÁCIL. De verdad que lo es.

Gracias a todos. Mi padre dice que la parte final, la de los agradecimientos es casi más larga que el libro. Y aun así me he olvidado de gente, ahora recuerdo dos, a mi Clara Mantero y Miguel Ángel "2son2". Por supuesto es una exageración, lo de la longitud de los agradecimientos, pero es que yo me siento tremendamente agradecida, desde el tiempo que sacrifico por no estar con mis hijos a cualquiera de las personas que han sido importantes en mi vida.

Descárgarte aquí el capítulo 16 de Entrénate para la Vida. La terapia del 'jódete'