BLOGS

Todos los robots del presidente

05/09/2014 21:49 CEST | Actualizado 05/11/2014 11:12 CET

¿Qué estaba usted haciendo hoy a las 11 de la mañana?

Yo estaba en una reunión. @MarianoRajoy, según Pirendo, ganaba a esa hora un total de 64.020 followers.

2014-09-05-marianorajoy_7.png

La alarma llega por este tuit:

Se trata de una cuenta que monitoriza la actividad política Española en Twitter.

En ese momento - y mira que me gusta esta frase- Twitter se convierte en un hervidero de comentarios. Tanto, que la noticia salta rápidamente a los medios de comunicación y la propia Sáenz de Santamaría tiene que pronunciarse al respecto.

"Estamos trabajando en ello"

Eso es, a grandes rasgos, lo que declara Santamaría. Y añade "con el equipo de Twitter".

Fruto de esa reclamación por parte del equipo de comunicación del presidente, y exactamente a las 13:00 horas, la cuenta pierde 36.136 folowwers.

2014-09-05-marianorajoy8.PNG

¿De Dónde son los Followers?

Según SocialBro, Rajoy tiene 1.421 seguidores que utilizan el idioma Bahasa (Indonesia), 2.357 el arabe, 2051 el chino tradicional y 1.142 el checo

2014-09-05-marianorajoy3.PNG

2014-09-05-marianorajoy4.PNG

2014-09-05-marianorajoy5.PNG

2014-09-05-marianorajoy_6.png

Además, el porcentaje de cuentas sin avatar personalizado es muy alto, casi un 20% de sus seguidores siguen usando el 'huevito', una característica común en las cuentas falsas. Eso hace un total de 114.305 'huevitos'.

2014-09-05-marianorajoy11.PNG

Ana Aldea ha aceptado mi invitación a escribir hoy conjuntamente sobre este tema. Ana es para mi un referente en analítica social y conoce de primera mano el día a día de la comunicación política en redes sociales. ¿Quién mejor que ella para aportar su visión?

Lo primero que hemos hecho ha sido comprar followers para demostrar que, efectivamente, solo necesitas el nombre del usuario y una tarjeta de crédito para "regalar" followers a quien quieras. Amigos, o enemigos.

2014-09-05-marianorajoy12.jpg

2014-09-05-marianorajoy13.jpg

Políticos y redes sociales

Desde que existe Twitter los políticos han mirado con fascinación, pero no como una herramienta que les permite conectar y conversar con los ciudadanos para luchar contra la desafección política , no. A los políticos les gustan "los followers", porque así pueden seguir con sus dinámicas de "y tú más" y hablar a la hora del café sobre quién tiene más followers.

Ya en 2012 la revista Forbes se hacía eco de un estudio que situaba en el 29% los seguidores fakes de Obama y en el 21% los de Rommey

Pero los bots tuiteros siempre han estado presentes en las campañas políticas en España, no sólo para incrementar artificialmente el número de seguidores, sini también para conseguir posicionar temas como trending topics.

Los casos más recientes son los del Edu Madina, que fue acusado de utilizar bots para difundir contenidos, y el del Partido Popular de Extremadura, que utilizó un ejército de animales para aupar sus temas como trending topics.

Pero, ¿es siempre culpa de los políticos o de sus communities manager? La realidad es que no. El equipo de Rajoy afirma que no sabe nada del aumento de 60.000 followers en un sólo día, ha pedido a Twitter que lo investigue y ha dado de baja a los seguidores que incumpían las normas.

Entonces, ¿cómo han llegado los bots a la cuenta del presidente? En principio la respuesta es sencilla: alguien se los ha comprado. Y ese alguien puede ser un amigo o un enemigo que quería exactamente lo que ha conseguido: poner en un duda la cuenta de Mariano Rajoy.

Lo único que chirría en todo esto es el dinero que cuesta. En comprarseguidores.netvenden el paquete de 100.000 followers a 1.200 dólares y además te los sirven en 30 días, aunque hay páginas que por el mismo precio pueden llegar a darte 1 millón de followers, como buy1000followers.co.

Lo cierto es que todos los famosos tienen en sus perfiles seguidores falsos y, en muchos casos, no tiene por qué ser por una mala praxis por parte de sus equipos.

Después de que Twitter asegurase haber dado de baja los seguidores falsos, la cuenta del Presidente siguen teniendo tan sólo un 32% de usuarios considerados válidos, un 48% de followers sospechosos y un 20% de usuarios inactivos. Cifras que están muy lejos de un usuario normal de la red:

2014-09-05-anaaldea.jpg

Lo cierto es que con las políticas de seguridad de Twitter, o más bien con la ausencia de las mismas, cualquier usuario puede enfangar la cuenta de otro... incluso la del mismísimo Presidente del Gobierno.

MÁS:

OFRECIDO POR NISSAN