BLOGS
23/06/2019 09:29 CEST | Actualizado 24/06/2019 11:56 CEST

Las adicciones hoy: un problema de todos y todas

Un 70% de las personas que padecen una adicción tienen un problema mental asociado.

Reportaje sobre la organización Proyecto Hombre que ayuda a las personas con adicciones a diferentes sustancias a su recuperación y reinserción social.

Por Abel Baquero Escribano, psicólogo en Fundación Amigó

En un 26 de junio de 1987 la Asamblea general de las naciones Unidas en su resolución 42/112 decidió conmemorar el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. Este día sigue estando presente en nuestro calendario. Los problemas por consumo de sustancias continúan siendo una de las principales preocupaciones de la sociedad, a la vez que sus graves consecuencias a todos los niveles: cerca de 100.000 conductores dieron positivo a controles de tóxicos, 24 millones de personas en Europa consumen cannabis, un 70% de las personas que padecen una adicción tienen un problema mental asociado, etc. 

A un nivel personal resulta extraño que alguien no conozca a un familiar, amigo o vecino que directa o indirectamente sufra estas consecuencias. Por desgracia, el tratamiento de estos problemas requiere de una elevada complejidad donde no solo intervienen los profesionales, sino la sociedad en su conjunto: es un problema de todos y todas. Si, todos y todas. La evolución en la conceptualización de la adicción pasa desde la perspectiva estigmatizadora que llegaba a culpar al propio consumidor, considerándolo como un “desviado” o “vicioso” acompañado del estigma social que acompañaba esta visión, hasta una actual perspectiva mucho más humana y científica fundamentada en los avances en el estudio de esta enfermedad y el consecuente respeto por la persona.

Un 70% de las personas que padecen una adicción tienen un problema mental asociado.

Esta globalidad en la atención a personas con trastornos adictivos se desarrolla desde la Fundación Amigó en muchos de sus servicios, donde menores y adultos, con problemas de adicción y enfermedades mentales asociadas reciben la atención y sobre todo el trato humano que necesitan, pero no son sólo los educadores, integradores, psicólogos, etc. quienes tenemos la responsabilidad y en mi opinión personal, la suerte de acompañar en este duro proceso, todos y todas sumamos, familias, voluntarios, colaboradores o alguien que lee estas líneas y que con su tiempo e interés se conciencia de lo que es la realidad de las personas que padecen una adicción a la vez que se plantea de qué modo puede sumar para ayudar en este problema, nuestro problema, un problema de todos y todas.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs