Una treintena de personas con camisetas verdes como símbolo de defensa de la educación pública han silbado y gritado a las autoridades que han acudido al acto de inauguración oficial del curso escolar 2012-2013 celebrado en el colegio de la localidad toledana de Fuensalida.

Las quejas se han hecho especialmente intensas cuando se han dirigido a los príncipes de Asturias, a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert,

Entre las consignas lanzadas por los manifestantes se ha escuchado "Más educación, menos corrupción", "Ni un paso atrás contra los recortes", "Más plantilla, menos mantilla" o "Manos arriba, esto es un atraco".

También han portado diversas pancartas en las que mostraban su rechazo a los recortes en la educación pública.

Además, han asistido al acto el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador; el presidente de las Cortes regionales, Vicente Tirado; el consejero de Educación, Marcial Marín; el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado, y alcalde de Fuensalida, Mariano Alonso.