Es insólito. Un político pidiendo perdón y no por vociferar en el Congreso “que se jodan” (Andrea Fabra), cazar elefantes en Botsuana (el rey) o pedir la muerte de los arquitectos (Esperanza Aguirre). Se trata de Nick Clegg, el líder de los liberales británicos y viceprimer ministro. En un vídeo de 156 segundos publicado este miércoles, Clegg pidió “perdón” por incumplir su promesa electoral de 2010 de no apoyar una subida de las matrículas universitarias.

Si Rajoy decidiera emular al político británico, su vídeo bien podría durar 2340 segundos, ó 39 minutos. Eso teniendo en cuenta sólo estas 15 promesas incumplidas que hemos recopilado en El HuffPost.

  • El IVA. El presidente del Gobierno y altos cargos como Esperanza Aguirre se embarcaron en una campaña contra la subida del impuesto decretada por José Luis Rodríguez Zapatero y prometieron bajar los impuestos si llegaban al poder.
  • Bajada del IRPF. Su subida fue una de las primeras medidas de austeridad tomadas por el Gobierno.
  • Ni un euro a la banca. Rajoy censuró, en el debate electoral con Rubalcaba, el rescate de la banca. Ya en el Gobierno, negó el de Bankia. Al final, el Gobierno rescatará a todos los bancos e incluso pidió a la eurozona un préstamo, que le fue concendido, de 100.000 millones de euros.
  • Funcionarios. El PP censuró la rebaja del sueldo de los funcionarios de Zapatero y prometió defender sus derechos, pero acabó eliminando la paga extra de Navidad. subiendo las horas de trabajo y reduciendo el número de días libres o moscosos
  • Reinstaurar la deducción por vivienda. El PP cumplió y lo hizo, nada más llegar al Gobierno, pero después anunció su supresión a partir de 2013.
  • No aprobar nunca una amnistía fiscal. La actual vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, criticó con dureza una medida similar del anterior Ejecutivo, rechazándola como solución. Tras llegar al poder, defendió sus bondades.
  • No abaratar el despido. Fue rechazado, entre otros, por el propio Rajoy y su entonces vicesecretario de comunicación, Esteban González Pons.
  • No introducir el copago. “Yo no voy a hacer el copago”, dijo Rajoy. “Lo digo con toda rotundidad, no al copago”, dijo en campaña Alberto Ruiz Gallardón.
  • No recortar en educación. Esa era, junto a la sanidad y las pensiones, una de las líneas rojas de Rajoy. La rebaja inicial ha sido de 3.000 millones menos.
  • Prestaciones sociales. “Sólo faltaría”, aseguró Maria Dolores de Cospedal. Sin embargo, a partir del sexto mes de desempleo, la prestación se verá reducida, según anunció Rajoy en julio.
  • No hablar de la herencia recibida. Lo dijo Rajoy en su discurso de investidura y también durante la campaña electoral. En la sesión de control de este miércoles, Rajoy recordó que su “plan” es lidiar con la herencia del PSOE.
  • Exigir responsabilidades por la gestión negligente. Es una parte de su programa electoral, que reza así: “Reforzaremos y exigiremos las responsabilidades debidas a aquellos gesto- res que hayan incurrido en una administración desleal o negligente”. Sin embargo, el PP se negó a investigar la gestión de Bankia hasta el final y la querella fue presentada por otros partidos políticas y asociaciones.
  • No dejar que sean otros los que dicten las políticas. Rajoy aseguró en campaña que iría a la Unión Europea a tomar decisiones, no a recibir órdenes, pero su Gobierno reconoció que las recomendaciones de la UE son vinculantes. “Yo soy el primero en estar haciendo lo que no me gusta”, llegó a reconocer el propio presidente.
  • No esconderse, dar la cara para decir la verdad. Fue uno de los lemas de Rajoy, que criticaba las ausencias de Zapatero en momentos clave, en España y en Europa. Sin embargo, el presidente ha reducido mucho el número de comparecencias y ha dado esquinazo a la prensa en más de una ocasión.
  • Devolver la felicidad a los españoles.

Puede que nunca veamos ver a Rajoy pidiendo perdón como Nick Clegg, pero en la Red ya corre alguna sugerencia en forma de montaje