NOTICIAS

Un otoño de 2012 con 89 días: ¿Por qué varía la fecha de las estaciones? (FOTOS)

22/09/2012 09:39 CEST | Actualizado 23/09/2012 12:47 CEST
Gtresonline

A las 16.49 (hora peninsular española) de este sábado 22 de septiembre llegó el cambio de estación. El otoño de 2012 durará 89 días y 20 horas, habrá un eclipse de luna visible en España y habrá que cambiar la hora el próximo 28 de octubre. El relevo al invierno se producirá el 21 de diciembre, según el Instituto Geográfico Nacional.

El otoño comienza a la vez en el hemisferio norte, al tiempo en que llega la primavera en el hemisferio sur. El inicio astronómico de las estaciones viene dado, por convenio, como el instante en que la Tierra pasa por una determinada posición de su órbita alrededor del Sol.

Esta posición, en el caso del otoño, es desde la que el centro del Sol visto desde la Tierra cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el sur. El día en que esto sucede, la duración del día y la noche prácticamente coinciden, y por eso, a esta circunstancia se la llama también equinoccio de otoño. En este instante en el hemisferio sur se inicia la primavera.

El equinoccio de otoño puede darse en cuatro fechas distintas, que van del 21 al 24 de septiembre. A lo largo del siglo XXI el otoño se iniciará en los días 22 y 23 de septiembre (fecha oficial española), siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003.

El motivo por el que la fecha varía de un año a otro se deben al modo de la secuencia de los años según el calendario, ya que unos años son bisiestos y otros no, con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

PECULIARIDADES DEL OTOÑO DE 2012

Entre las características peculiares del otoño está el cambio de hora, que en esta ocasión será efectivo el 28 de octubre, recuperando así el horario de invierno.

Asimismo, esta estación es la época del año en que la longitud del día se acorta más rápido, ya que en la latitud de la Península, el Sol sale por las mañanas, más de un minuto más tarde que el día anterior y por la tarde se acorta cada día dos minutos antes, por lo que el anochecer es especialmente apreciable. En definitiva, en estos días el tiempo en que el Sol está por encima del horizonte se reduce en casi tres minutos cada día.

Concretamente, este otoño vivirá dos eclipses. El día 13 de noviembre un eclipse parcial de Sol que será visible en Australia, Nueva Zelanda, Pacífico Sur, Antartida y sur de Sudamérica. Este eclipse vendrá acompañado de uno penumbral de Luna que se dará dos semanas más tarde, el 28 de noviembre, y que se podrá ver en España. El primer contacto con la penumbra se dará a las 13.15 horas (hora peninsular), el eclipse parcial será visible a partir de las 13.46 horas y alcanzará el máximo a las 15.34 horas. El eclipse finalizará a las 17.51 horas.

Además, Júpiter será visible casi toda la noche desde después de anochecer y además el día 1 de diciembre se producirá su máximo acercamiento anual a la Tierra, alcanzando un diámetro angular de 48". Saturno pasará de ser visible al anochecer al principio del otoño a ser visible al amanecer al final de la estación. Durante todo el otoño Venus será visible al amanecer y Marte al atardecer. .

En otoño también se podrá disfrutar de una lluvia de meteoros. La primera lluvia importante del otoño es la de las Dracónidas, cuyo máximo se da hacia el 8 de octubre. Otra lluvia de meteoros popular en invierno es la de de las Leónidas, que se da alrededor del 17 de noviembre y que ocasionalmente llega a ser muy intensa. La lluvia más intensa suele ser la de las Gemínidas, cuyo máximo ritmo se da alrededor del 13 de diciembre.

En el cielo de este otoño, cerca de la Estrella Polar se verán, a lo largo de la noche, Cisne, Casiopea, Osa Menor y Jirafa. Las constelaciones eclípticas visibles en este periodo van de Capricornio a Virgo. Por encima de la eclíptica destacarán Pegaso y Andrómeda; por debajo, Ballena y Orión, así como las estrellas Sirio y Proción.

NOTICIA PATROCINADA