POLÍTICA

Ángel Ron, presidente del Banco Popular, cree que modificar la ley hipotecaria podría "premiar" el impago

10/11/2012 16:02 CET | Actualizado 10/11/2012 16:03 CET
EFE

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha avisado de que introducir cambios en la ley hipotecaria para paralizar los desahucios podría "premiar" el impago y añadir "dificultades" a la recuperación de la economía. "Lo que se haga, que no perjudique a la inmensa mayoría que paga", ha aconsejado.

En declaraciones a los medios tras la junta general de accionistas extraordinaria, Ron ha concretado que en los últimos tres años el Popular sólo ha ejecutado un desalojo y posteriormente procedió a readmitir a la persona afectada. "La política de Popular es la de no desahuciar", ha garantizado Ron.

Ante lo que ha calificado de "problema enorme" de la sociedad, el banquero ha detallado que Popular ha refinanciado y renegociado desde el inicio de la crisis un total de 50.000 operaciones de crédito hipotecario.

Ron además ha instado a ampliar el código de buenas práctica para hacerlo "mucho más flexible" a las entidades. "Los cambios podrían tener un efecto demoledor sobre la riqueza de las familias", ha avisado, para después circunscribir el problema sólo al 4% de la familias que se encuentran en situación de mora.

Este viernes, una mujer se suicidó en Barakaldo cuando iba a ser desahuciada y está previsto que este lunes se inicie una negociación "de urgencia" para cambiar la normativa que regula los desahucios.