Primero patinó, luego rectificó y más tarde se ratificó.

El excoordinador general de IU Julio Anguita reveló en el programa Pido la palabra del pasado 9 de noviembre una detallada lista con los nombres de supuestos evasores fiscales de España. Figuraban, en otros muchos, José María Aznar, María Dolores de Cospedal, Rodrigo Rato, Narcis Serra, Eduardo Zaplana, Miguel Boyer, José Folgado, Carlos Solchaga, Josep Piqué...

La revelación fue respondida por el público asistente al programa de Canal Sur con un aplauso cerrado. Sin embargo, la información en la que se basó Anguita era un texto del profesor Vicenç Navarro, realizado a raíz de un artículo publicado en el diario estadounidense The New York Times, que había sido manipulado en Internet.

RECTIFICACIÓN

Según denunció el propio Navarro, los nombres se agregaron a posteriori y "de forma maliciosa". "En la copia fraudulenta que ustedes han publicado, se añade toda una larga lista de personalidades españolas que ni estaban en el artículo del New York Times ni en mi artículo original", se quejaba el profesor.

Una semana después de la emisión del programa, hace un mes, los presentadores del espacio leyeron un mensaje de rectificación del excoordinador: "Julio Anguita quiere aclarar que en ese artículo Navarro no da nombres concretos, señalando que la lista que él leyó circula de forma abierta por Internet. Quiere aclarar que los aludidos no se han manifestado para desmentir estos datos". Además, Anguita se disculpó personalmente ante el profesor Navarro.

RATIFICACIÓN

De igual forma, las cámaras del programa acudieron al domicilio de Anguita para grabar una rectificación que, finalmente, no fue emitida en el espacio, pero que ha sido publicada este lunes en YouTube a raíz de la polémica. En el corte, de menos de dos minutos, Anguita da cuenta del error para afirmar "con solemnidad" que "el profesor Vicenç Navarro no dio esos nombres".

Sin, embargo, Anguita va más allá: "Me ratifico en lo que dije, puesto que esos nombres están en muchas listas que aparecen en Internet". "Además me ha extrañado mucho que estas personas no hayan denunciado la supuesta falsedad que les atribuye un delito grave".