POLÍTICA

Sanidad cobrará por las ambulancias, las prótesis y las muletas hasta 60 euros

21/12/2012 08:25 CET | Actualizado 19/02/2013 11:12 CET
Getty

Un copago (o repago, según quién lo diga) "simbólico". Así ha calificado la ministra de Sanidad, Ana Mato, a la cantidad que tendrán que pagar los enfermos de larga duración (más de seis meses) por ambulancias, prótesis y muletas. Un copago menor, pero copago.

Cantidades que varían de los 60 euros al año como máximo, en el caso de las ambulancias, a los 40 euros al año de productos como las muletas y los 20 de las sillas de ruedas. En algunos casos, estas cantidades dependerán de la renta de los pacientes.

Los desplazamientos no urgentes en ambulancia costarán entre 6 y 60 euros en función de la renta del enfermo de larga duración. El resto de usuarios, como norma general, deberán abonar 5 euros por trayecto (diez euros, ida y vuelta), también con límites por nivel de renta.

De modo que los asegurados o pensionistas y sus beneficiarios con una renta igual o superior a los 100.000 euros, pagarán un máximo de 60 euros mensuales; los que perciban entre 18.000 euros o 100.000 tendrán un límite de 20 euros al mes, y quienes ganen menos de 18.000 euros sólo abonarán como máximo 10 euros al mes. Estarán exentos de pagar el servicio de ambulancia los afectados por el síndrome tóxico, los discapacitados, las personas con rentas de integración social y con pensiones no contributivas, además de los parados que no cobren ningún tipo de prestación.

PRÓTESIS Y RESTO DE PRODUCTOS

Mientras, la aportación de los usuarios para las prótesis externas, las más costosas, como las sillas de ruedas, será del 10% con un límite de 20 euros por prescripción.

Para el resto de productos, la aportación será la normal en función de la renta: hasta 18.000 euros al año, el 40% con un límite de 30 euros por prescripción; para rentas de entre 18.000 y 100.000 euros, el 50% con un límite de 40 euros por prescripción.

En cuanto a los productos dietoterápicos, la aportación será reducida para los pensionistas y los enfermos más graves. Será de un 10% hasta un límite máximo por envase, que variará según el tipo de producto. Para los productos destinados a los alérgicos e intolerantes a las proteínas de la leche de vaca, la aportación del usuario será la considerada estándar en función de la renta.

"INTOLERABLE"

Todos estos detalles han sido desvelados tras la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad, donde también se ha planteado la revisión de la cartera básica de servicios en tres áreas: reproducción asistida, cribados neonatales e implantes oftalmológicos. La ministra Mato cree necesario actualizar la cartera porque lleva seis años sin hacerse.

Las comunidades autónomas tienen ahora dos meses para analizar el informe de expertos que ha elaborado esa revisión, aunque algunas regiones ya han mostrado su rechazo tanto a este planteamiento como al copago en ambulancias, prótesis y muletas. La consejera de Salud de Andalucía, María Jesús Montero, cree "intolerable" que "un enfermo de cáncer de esófago" tenga que "pagar unos 50 euros al mes entre el transporte y los dietoterápicos", según recoge el diario El País.

Sin embargo, el consejero de Castilla-La Mancha y portavoz sanitario del PP, José Ignacio Echániz, cree ve de "justicia social en términos de renta" este copago. "Son necesarias. Lo irresponsable ahora mismo es no hacer reformas".