INTERNACIONAL

La primera visita oficial del presidente Obama a Israel, llena de símbolos

20/03/2013 12:37 CET | Actualizado 20/03/2013 13:40 CET
AFP

El presidente de EEUU, Barack Obama, inicia este miércoles su primera visita oficial a Israel desde que llegó a la Casa Blanca. Un viaje cargado de simbolismo tanto por lo que visitará como por lo que dejará de visitar.

A su llegada ha sido recibido por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente, Simón Peres.

La gira, que durará hasta el viernes, busca calentar la relación con Israel, que se ha enfriado en los últimos tiempos, en el segundo mandato del presidente demócrata, que ha impedido hasta ahora al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, atacar a Irán y al que ha animado a permitir la creación de un Estado palestino.

El objetivo marcado por Obama es simplemente "escuchar", pero el presidente de EEUU no tiene intención de lanzar una iniciativa de paz.

OBAMA VISITARÁ...

La Cúpula de Hierro. Una de las primeras paradas serán instalaciones cercanas al sistema defensivo conocido como 'Cúpuña de Hierro'. Estados Unidos financia ampliamente este sistema de defensa de misiles israelíes.

La tumba de Herzl. Obama ofrecerá sus respetos ante la tumba en Jerusalén de Theodor Herzl, el visionario sionista que murió más de cuatro décadas antes de la fundación del Estado de Israel en 1948.

Pergaminos históricos. Además, podrá contemplar antiguos pergaminos judíos en el principal museo de Israel. Conocido como los Rollos del Mar Muerto, fueron descubiertos en Cisjordania, territorio actualmente ocupado por Israel, que lo considera su lugar de nacimiento bíblico, y que Estados Unidos considera que debería formar parte de una Palestina independiente.

El hecho de que Obama los visite dará un mensaje al mundo sobre las raíces históricas que Israel esgrime para mantener la ocupación de los territorios palestinos.

La casa de Simón Peres. Volará a Jerusalém en helicóptero a la residencia de Peres, con quien plantará un árbol y escuchará a un grupo de niños que le darán la bienvenida cantando en hebreo, árabe e inglés.

Territorios palestinos. La visita de Obama incluye un encuentro con el presidente palestino, Mahmud Abbas, en Ramala y una excursión a la localidad de Belén, en Cisjordania, ambas a bordo de helicóptero, lo que le permitirá no tener que atravesar los controles israelíes y contemplar el despliegue del Ejército israelí en este territorio.

OBAMA NO VISITARÁ...

Los asentamientos judíos en Palestina. Obama evitará expresamente acercarse a los asentamientos judíos en Cisjordania. Estados Unidos, como la mayoría de las potencias mundiales, se ha pronunciado en contra de los asentamientos, que Obama ha sugerido que están endureciendo la hostilidad de los palestinos hacia Israel.

El Muro de las Lamentaciones. Al contrario que en su anterior visita, que realizó en 2008 todavía como senador, Obama no acudirá al Muro de las Lamentaciones, el lugar de rezo más importante para los judíos y que se encuentra en el corazón de la Ciudad Vieja de Jerusalén, que los palestinos reivindican como capital de su futuro Estado.

muro

Por tradición, los fieles y turistas dejan notas en las grietas del muro, un gesto que Obama podría querer evitar mientras israelíes y palestinos tratan de adivinar la estrategia estadounidense para Oriente Próximo. Su nota manuscrita dejada en 2008 fue rápidamente cogida por los presentes y publicada en los medios.

El parlamento israelí.La decisión de Obama de no dirigirse a la Knesset, el Parlamento israelí, habría venido motivada por el temor a posibles interrupciones por los partidarios de los asentamientos en la cámara. En lugar de ello, el jueves hablará a estudiantes israelíes, entre los que no habrá ninguno matriculado en la universidad recientemente creada en el asentamiento de Ariel, en un acto organizado por la Embajada estadounidense.

Contacto con los palestinos de a pie. El traslado por helicóptero a los territorios palestinos limitará el contacto de Obama con los ciudadanos de a pie que han expresado su decepción por la visita de Obama a Israel.

Este lunes, manifestantes palestinos pintaron decenas de fotos del presidente estadounidense durante algunas protestas contra la lentitud con la que avanza el proceso de creación del Estado palestino.