INTERNACIONAL

Uruguay aprueba un proyecto para legalizar el cultivo, distribución y venta de marihuana

01/08/2013 10:57 CEST | Actualizado 01/08/2013 10:58 CEST
AFP

La Cámara de Diputados de Uruguay ha aprobado este miércoles, con 50 votos a favor y 46 en contra, un proyecto de ley para legalizar el cultivo, la distribución y la venta de marihuana, según ha informado el diario uruguayo 'El País'. Ahora sólo queda el visto bueno del Senado.

El proyecto, presentado por el partido del presidente, José Mujica, el Frente Amplio (FA), necesitaba 50 votos para sacar adelante el texto, posibilidad que estuvo en suspenso hasta el mismo momento de la votación debido a la oposición de uno de sus miembros, Darío Pérez, que rechazó la iniciativa pero votó a favor por lealtad a su partido.

"La marihuana es una 'bosta' (excremento de vaca o caballo), es enemiga del estudiante, del trabajador, de la vida. Y lo importante es que es una bosta con o sin ley. Y va a seguir pasando a pesar de nosotros, con o sin ley", ha indicado Pérez.

No obstante, ha reconocido que la propuesta es uno de los "proyectos más impactantes de la legislatura" de Mujica (2010-2015) e implica un "cambio de paradigma del tema de la droga".

Su correligionario Jorge Orrico ha recordado que "si el negocio de la droga no es clandestino, no funciona" y ha criticado la doble moral de países como Estados Unidos en ese terreno: "Son los líderes en el mundo en la represión contra este tipo de cosas, pero dentro de Estados Unidos hay 18 estados que liberaron la marihuana, uno de ellos -Colorado- para usos recreativos".

Orrico ha subrayado que "la guerra a las drogas no ha tenido resultado alguno y el consumo de drogas ha aumentado en todas las partes del mundo", hasta convertirse en un "problema de salud y seguridad públicas".

UN MEDIDA MUY POLÉMICA

La medida tiene muchos detractores en la Cámara, lo que explica la ajustada votación. El diputado del Partido Nacional Gerardo Amarilla opina que "en el mejor de los casos" la norma tendrá consecuencias sobre el 12% del negocio del narcotráfico y ha lamentado que el país esté "ensayando, dando un mensaje confuso a la sociedad".

Su correligionaria Verónica Alonso está de acuerdo, pues considera que "vivir con las drogas es un eslogan derrotista y condenatorio".

Como muestra de la complejidad de la cuestión, además del parlamentario oficialista Darío Pérez, hubo también diputados opositores que votaron contra la ley por obediencia, pese a respaldarla, como el colorado Aníbal Gloodtdofsky.

"Ya es hora de que Uruguay vuelva a ser el país considerado la Suiza de América", intervino durante la sesión, en alusión al presidente José Batlle Ordóñez (1903-07 y 1911-15), señalado como el padre del Uruguay moderno por sus iniciativas progresistas.

El debate fue seguido con expectación por las asociaciones de consumidores de cannabis y partidarios de legalizarlo en el interior del Parlamento, de donde fueron desalojados cuando estallaron de júbilo después de la votación.

La implicación de esos grupos contrastó con la pasividad del resto de la población en las calles, pese a que una encuesta divulgada el lunes por la consultoría Cifra revela que el 63% de los uruguayos rechaza el plan gubernamental y solo un 26% lo apoya.

De acuerdo a cifras de la Junta Nacional de Drogas, el 20% de los uruguayos de edades entre los 15 y los 65 años ha consumido marihuana alguna vez en su vida y el 8,3% la ha usado en el último año.

La iniciativa no tiene parangón en Latinoamérica y es vista con recelo por la mayoría de países, pero también ha recibido el apoyo de personalidades como Mario Vargas Llosa, varios expresidentes de la región y hasta del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, que la considera algo que "vale la pena ensayar".

El proyecto ha sido aprobado después de una larga sesión de catorce horas que comenzó por la mañana y terminó cerca de la medianoche.