El Partido Popular ha quitado trascendencia al borrado de los contenidos que almacenaban los ordenadores que el extesorero del PP Luis Bárcenas tenía en la sede del partido, en la calle Génova.

Fuentes del partido consultadas por Tele Cinco o VozPopuli justifican la medida en el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos que, según su explicación, obliga a borrar y formatear los ordenadores cada vez que un usuario lo devuelve a la empresa para que lo pueda utilizar otro.

El artículo 92.4 al que aluden las fuentes del PP dice textualmente: "Siempre que vaya a desecharse cualquier documento o soporte que contenga datos de carácter personal deberá procederse a su destrucción o borrado, mediante la adopción de medidas dirigidas a evitar el acceso a la información contenida en el mismo o su recuperación posterior".

La palabra clave es "desecharse". Como recuerda Jorge Campanillas Ciaurriz en la web Iurismatica.com, "la normativa habla de esta obligación cuando se vaya a 'tirar a la basura' como forma de protegerse de una de las situaciones más usuales en agujeros de seguridad, encontrarse en la basura información con datos de carácter personal".

Otro caso diferente es se produce cuando un usuario accede a otro sistema o soporte informático. En este caso, el real decreto especifica que "Los usuarios tendrán acceso únicamente a aquellos recursos que precisen para el desarrollo de sus funciones". Es decir, "mediante usuarios/contraseñas u otras medidas de seguridad sobre todo en sistemas en red, pero, reitero, no es obligatorio el borrado/formateo de discos duros (en los externos quizá es lo más sencillo)", apunta Campanillas.

El 94.1 RD 1720/2007 sí obliga a realizar copias de seguridad de los contenidos que almacenen los ordenadores:

Deberán establecerse procedimientos de actuación para la realización como mínimo semanal de copias de respaldo, salvo que en dicho período no se hubiera producido ninguna actualización de los datos.

Con ello se concluye que aun en el caso de que el disco duro haya desaparecido definitivamente, debería existir una copia de seguridad de los archivos que contenían los ordenadores de Bárcenas.

Loading Slideshow...