El veterano dirigente de CiU, Salvador Esteve, expresidente de la Asociación Catalana de Municipios, asegura que el rey Juan Carlos le abroncó el año pasado tras la Diada de Cataluña durante una recepción en la Zarzuela.

Una bronca que, según Esteve, tuvo lugar el pasado 13 de septiembre de 2012, días antes de que el monarca publicase una carta en la web de la Casa Real en la que alertaba contra quienes en España alientan "disensiones", persiguen "quimeras" y ahondan en heridas.

"Fue una experiencia muy desagradable porque, en medio de 21 alcaldes más que habíamos ido a verle, me señaló de una manera contundente y me dijo: 'Tú, vaya la que habéis organizado en Cataluña sacando a la gente a la calle con engaños y con ayuda de estos de TV3, Avui y La Vanguardia'. Textualmente. Claro, yo me quedé un poco parado, porque estábamos hablando de otra cosa", explicó Esteve a una emisora catalana.

Siempre según su relato, Esteve consideró que no debía callarse y respondió: "Le dije, con todos los respetos, que eso no era ninguna manipulación sino una corriente muy profunda y que haría bien en escucharla y en instar al diálogo".

Esteve asegura que la reacción del rey fue "mucho más fuerte, porque no está acostumbrado a que le repliquen" y que "la cosa se fue calentando". Hasta tal punto, según Esteve, que temió que le cogiera "por las solapas". "Fue muy violento, yo estaba acojonado".