INTERNACIONAL

Zapatero: "Tuve presente a Mandela en algunas de mis decisiones como presidente"

06/12/2013 10:06 CET | Actualizado 06/12/2013 10:23 CET
EFE

"Tuve presente a Mandela en algunas de las acciones de gobierno que más vinculadas estaban a la dignidad personal", asegura el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero sobre el exmandatario sudafricano, al que nunca conoció personalmente.

Otros políticos como el expresident de la Generalitat Jordi Pujol sí pudieron departir con Mandela. "Nunca conocí a Gandhi, pero creo que serían personajes similares", cuenta sobre su figura, de la que destaca su solemnidad y entereza. Pujol le conoció durante una comida en Davos, a la que también asistieron el cardenal Carlo Maria Martini y varios presidentes de países latinoamericanos.

La exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega también tuvo el places de conocerle. Fue en 2006, en el I Encuentro España-África en Mozambique, al que acudió como presidenta de la Fundación Mujeres por África. Quedó impresionada por su "grandeza moral".

JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO: EL IMPACTO DE LA NOTICIA

El día de la liberación del líder sudafricano (11 de febrero 1990), hacía unos meses que José Luis Rodríguez Zapatero había iniciado su segunda legislatura como diputado al Congreso por León. Era el tercer mandato de Felipe González como Presidente del Gobierno. "Recuerdo el impacto que nos produjo la noticia de su liberación. Un impacto explicable si se repara en que entonces la nuestra era aún una democracia joven, surgida después de una larga dictadura. La figura de Mandela era muy evocadora para nosotros".

Cuando Nelson Mandela cumplió 90 años, en 2008, Zapatero le envió una carta como Presidente del Gobierno. "Le daba las gracias por su lucha incesante en defensa de la dignidad humana en un continente, el africano, donde esa tarea es más apremiante, y por haber mostrado a las generaciones del presente y del futuro un sendero ya imborrable por el que transitar. Mandela es de esas personalidades de relieve histórico, una figura realmente excepcional. Yo, desde luego, le tuve presente en algunas de las acciones de gobierno que más vinculadas estaban a la dignidad personal, de españoles, y de no españoles, como las tareas de cooperación".

JORDI PUJOL: "PERSONAJE FUERA DE LO NORMAL"

"Tuve la suerte de disfrutar de una comida en Davos con el mismísimo Nelson Mandela. No sabría decir con exactitud el año, la memoria me falla. Recuerdo que nunca nadie me había impresionado así, su entereza, su solemnidad, su espíritu. Nunca conocí a Gandhi pero serían personajes similares", cuenta el expresident de la Generalitat en conversación telefónica con El Huffington Post.

"Mandela es un personaje fuera de lo normal. Me sentí muy pequeño a su lado. Se mostraba muy seguro de sí mismo y hablaba casi como un predicador. Ese día comprendí su influencia en tantos millones de personas, entendí su capacidad para unir a blancos y negros en Sudáfrica. En un clima de violencia, supo enarbolar una lucha pacífica. Convirtió el odio en esperanza. Unió a los africanos y armó un discurso sólido que rebasó las fronteras de Sudáfrica. Su lucha por un clima de paz fue tal que incluso se separó de Winnie Mandela por promover actos violentos", explica el expresident muy emocionado.

Para Pujol, la prisión fue lo que marcó la diferencia en la vida de Mandela. "Allí, sin posibilidad de diálogo ni contacto, jugó la carta de la paciencia. La cárcel le obligó a un entrenamiento, a un fortalecimiento de su carácter y espíritu: religioso, político y humano. Triunfó frente a sí mismo y frente a terceros, pues no cayó en el odio. A nadie le resultaría pesado. Nadie hará bromas sobre Mandela", apunta.

MARÍA TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA: UN GRAN MOMENTO

La presidenta de la Fundación Mujeres por África conoció a la actual esposa de Mandela, Graça Machel, un poco antes que a él. Fue en 2006, en el I Encuentro España-África en Mozambique.

"Puedo garantizarle que fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Tuve la oportunidad de comprobar en persona lo que había oído en muchas ocasiones: la grandeza moral de un hombre humilde y cercano y con una extraordinaria personalidad. Recuerdo que se mostró muy interesado por el trabajo que estábamos promoviendo en favor de la igualdad junto con las mujeres africanas."

La exvicepresidenta no recuerda dónde estaba en el momento de su liberación, pero sí se acuerda del discurso que presenció en Salvador de Bahía un año después de salir de la cárcel. "Creo recordar que era la primera gira que realizaba tras salir de la cárcel. Fue una experiencia inolvidable que compartí con miles de personas emocionadas, un acontecimiento histórico", comenta De la Vega.

MIGUEL ÁNGEL MORATINOS: EL FIN DE UN CONFLICTO

Cuando liberaron a Mandela, Moratinos era Director General de África y Oriente Medio del Ministerio de Asuntos Exteriores. "Por fin un conflicto enquistado durante décadas encontraba vías de solución y reconciliación. La noticia fue acogida por la opinión pública española con el sentimiento de que la justicia había triunfado. La autobiografía de Mandela Long walk to freedom me sugirió propuestas e ideas que, modestamente, incorporé en mi trabajo en favor de la paz y la reconciliación de Oriente Medio", cuenta.

El exministro reconoce cuatro características que definieron la trayectoria de Mandela y que le han influido en su trabajo. "Dignidad, compromiso, paciencia y reconciliación. Deberían ser incorporadas a toda conducta en el ámbito político".

VER ADEMÁS: