INTERNACIONAL

La eutanasia, ilegal en España, a un paso de permitirse a los menores en Bélgica

12/02/2014 21:42 CET | Actualizado 13/02/2014 19:40 CET
PHOTOS.COM

La eutanasia continúa siendo un tema espinoso. Sólo seis países del mundo la permiten, cuatro de ellos europeos. Y ahora Bélgica, uno de los pioneros, está a un paso de aprobar la muerte asistida a los menores. Mientras, en España, continúa siendo ilegal ayudar a morir a un adulto.

El Parlamento belga vota sobre la cuestión este jueves, tras el visto bueno del Senado (con 50 votos a favor y 17 en contra) con el apoyo de partidos socialistas, liberales y ecologistas, y la oposición de los democristianos, los nacionalistas ultraderechistas y la Iglesia.

La propuesta permitirá la eutanasia infantil en casos de niños y adolescentes padezcan un "sufrimiento físico insoportable y su muerte a corto plazo sea inevitable". Pero deberán tener autorización de sus padres y pasar una evaluación psicológica. La comunidad médica belga está mayoritariamente a favor de la nueva ley. Con una mayoría ciudadana, según las últimas encuestas de opinión.

ESPAÑA, AÚN MUY LEJOS

Los españoles también apoyarían la despenalización de la muerte asistida, según la última encuesta del CIS sobre el tema en 2009, pero la eutanasia infantil está aún muy lejos. Ni siquiera los cuidados paliativos se aplican igual en todas las comunidades autónomas, pese a ser un derecho reconocido por el Sistema Nacional de Salud.

En nuestro país, la eutanasia es ilegal. El artículo 143 del Código Penal contempla penas de dos a cinco años por ayudar a suicidarse a alguien, y de seis a 10 si llevara la ejecución a cabo. Las condenas se reducirían "en uno o dos grados" si la persona asistida hubiera dado su consentimiento y padeciera una enfermedad incurable o sufriera fuertes y constantes dolores.

"Ningún partido mayoritario ha defendido nunca el respeto a la libertad y autonomía de los pacientes a elegir morir”, cree Fernando Pedrós, miembro de la principal asociación española en defensa de la eutanasia, Derecho a Morir Dignamente.

En declaraciones a El Huffington Post, el coordinador de la Revista DMD ha explicado que "se reconoce el derecho a la vida, pero no el derecho a la muerte. Muchos se alarman ante los posibles abusos y errores que podrían existir, como existen en la carretera, pero nadie se plantea prohibir los coches. El Gobierno debería tratar de controlar y limitar a través de la ley, no de suprimir”.

A Pedrós le sorprende que, a pesar del amplio apoyo de la sociedad española, el Parlamento no se plantee despenalizar la eutanasia "gobierne quien gobierne".

"El PSOE jamás se ha atrevido a llevarla adelante aunque la tuvo en su programa electoral y el PP está ajeno al tema", asegura Pedrós.

El coordinador de Revista DMD cree que la beligerancia de la Iglesia y la imposibilidad de dialogar con las organizaciones que se autodenominan "pro-vida" es la causa principal de que ningún partido se haya preocupado por este tema. "El PSOE da una respuesta tópica: no hay demanda social. La derecha va con la Iglesia. Y nosotros no tenemos ningún poder y pocos altavoces", lamenta.

ILEGAL EN CASI TODO EL MUNDO

Sólo seis países permiten la eutanasia o el suicidio asistido en el mundo: Colombia, Suiza, Holanda, Bélgica, Luxemburgo y en los estados de EEUU de Oregon, Vermont, Washington y Montana. Holanda, además, extiende ese derecho a los menores que hayan cumplido 12 años, y Suiza a los extranjeros.

Colombia considera la eutanasia un derecho fundamental. El Tribunal Constitucional, en una sentencia de 1998, entendió que tanto la eutanasia activa como el auxilio al suicidio constituyen un derecho de los enfermos directamente derivado de la dignidad y la libertad individuales. Sin embargo, todavía ningún Gobierno ha legislado en el país latinoamericano para regular este derecho.

La mayoría de los demás países penalizan la asistencia activa al suicidio pero no la eutanasia pasiva, el derecho del paciente a no someterse a tratamiento imprescindible para seguir vivo o la posibilidad de desconectar sistemas de alimentación o respiración artificiales. La eutanasia pasiva se permite en países como India, Canadá, Japón, Argentina, México, Estados Unidos, Israel y en la mayoría de los países europeos.

FRANCIA Y QUEBEC ESTUDIAN LA DESPENALIZACIÓN

Bélgica no es el único país debatiendo el tema de la eutanasia. El Gobierno socialista de Francia trata de aprobar desde hace un año un proyecto de ley sobre muerte asistida que el Comité Nacional de Ética del país rechazó en verano. Un nuevo informe que debe entregar en las próximas semanas podría permitir sacar adelante la iniciativa, que apoya una abrumadora mayoría de franceses.

No obstante, el pasado 16 de enero la Justicia francesa se puso de parte de los padres de Vincent Lambert, postrado en una cama tras un accidente de moto. Sus progenitores no querían que lo desconectaran de los dispositivos que lo mantienen vivo, en contra de los deseos de su esposa y de los médicos que lo atienden.

Quebec, la parte francesa de Canadá, también se plantea legalizar la muerte asistida, pero también afronta obstáculos. Varios ciudadanos han iniciado una campaña para impedir que se apruebe la medida, con testimonios y debates sobre los problemas que podría acarrear la medida, principalmente la presión de recurrir a ella que sentirán los que menos recursos tengan y se sientan una carga para sus familiares.