Huffpost Spain

11 cosas que nunca deberías meter en el congelador

Publicado: Actualizado:
FROZEN FOOD
Frank Bean via Getty Images
Imprimir

Guardar alimentos en la nevera que no pertenecen ahí o calentar en el microondas algunos productos no aptos para ese electrodoméstico es algo más común de lo que pensamos. Las malas prácticas en cuanto a la conservación y preparación de alimentos están muy extendidas, y el resultado salta a la vista: cebollas enmohecidas, tomates sin sabor o explosiones en la cocina, por mencionar algunos ejemplos.

La nevera y el microondas no son las únicas fuentes de errores comunes en la cocina; el congelador también es un gran desconocido. Si bien es cierto que se puede congelar casi cualquier cosa, algunos alimentos son prácticamente irreconocibles una vez que han sido congelados y descongelados. En otras palabras, aunque se puede congelar casi cualquier alimento, algunos no se mantienen en óptimas condiciones después de haber sido descongelados.

Aquí tienes once alimentos que nunca deberías meter en el congelador.

Consejo: La congelación de alimentos es un asunto delicado. No importa lo que congeles, asegúrate de consumirlo antes de aproximadamente 9 meses (sí, eso significa que debes vaciar y limpiar tu congelador). También debes descongelarlo correctamente cada cierto tiempo. La mayoría de los alimentos requieren un tiempo para su descongelación; un deshielo lento da normalmente mejores resultados. Otro aspecto importante es asegurarte de que la comida se ha enfriado bien antes de meterla en el congelador. El uso de recipientes aptos para el congelador también es recomendable.

  • 1
    Ensaladas verdes
    Lisa Hubbard via Getty Images
    Si quieres que tus ensaladas sean crujientes y sabrosas no las metas en el congelador. Las hojas se marchitarán y se volverán blandas después de ser congeladas. También perderán su sabor. En lugar de usar el congelador, lava la ensalada, sécala y guárdala en la nevera, preferiblemente envuelta en una servilleta de papel o en una bolsa de plástico.
  • 2
    Leche
    Joseph Clark via Getty Images
    La leche congelada se llenará de grumos al descongelarla, así que meterla en el congelador no es la mejor idea si te la quieres beber directamente. Sin embargo, si lo que quieres es usar la leche para cocinar, sí se puede utilizar leche descongelada. Es importante que al descongelarla se haga en la nevera durante varias horas (con un máximo de 24h).
  • 3
    Alimentos fritos
    Getty
    Lo mejor de los alimentos fritos -la crujiente y crocante textura grasienta- desaparecerá al meterlos al congelador. El crujiente rebozado se volverá húmedo y blando. ¿Cuál es la gracia de comer pollo frito si la cobertura no cruje cuando le hincas el diente? ¿Hay algo peor que las patatas fritas pastosas? Puede que al introducir algunos de estos alimentos fritos en un horno bien caliente se recupere parte de la textura original, pero nuestro consejo es que te comas toda la tanda de una sola vez.
  • 4
    Huevos con cáscara
    Image by Catherine MacBride via Getty Images
    ¿Eres de los que sabe que al meter algo líquido en el congelador necesitas dejar espacio vacío en el recipiente porque cuando se solidifique aumentará su tamaño? Los huevos no son una excepción. Su interior líquido se endurece, crece y rompe la cáscara. Lo peor que te puede pasar es tener una explosión de yema y clara en tu congelador sumado a un olor putrefacto. Lo mejor; que los huevos serán inservibles.
  • 5
    Frutas y verduras en crudo
    Jasmina via Getty Images
    Las frutas y verduras con un alto contenido en agua se convertirán en hielo en el congelador y no se descongelarán bien. En lugar de regresar a su crujiente estado, se ablandarán y se quedarán pastosas. Nadie se quiere comer un trozo de apio inerte o un pepino enmohecido.
  • 6
    Crema agria
    Vasilis Nikolos via Getty Images
    Congelar la crema agria no es una buena idea; el resultado tras descongelarla es sencillamente asqueroso. Además, al descongelarla se corta.Podrás utilizarla para cocinar, pero seguro que no te la querrás comer sola después de haberla congelado y descongelado.
  • 7
    Migas
    Tony Robins via Getty Images
    Las migas congeladas correrán la misma suerte que los alimentos fritos, se volverán blandas y pastosas. Lo mejor es congelar el resto de alimentos y hacer las migas de nuevo.
  • 8
    Yogur
    Andy Crawford via Getty Images
    No nos referimos al helado de yogur, sino al yogur que se congela. Meter el yogur en el congelador, ya sea griego u otra modalidad, cambia su textura y lo convierte en un producto que no te querrás comer. Como sucede con la crema agria, se corta, y no es buena idea consumirlo una vez congelado.
  • 9
    Patatas
    Adam Gault via Getty Images
    Las patatas tienen un alto contenido en agua y al meterlas crudas en el congelador se forman en su interior una especie de cristales de agua. Al descongelarla, se quedará blanda. Si pese a ello quieres congelarlas, sería recomendable que las cocinases primero. Las patatas se conservan mejor en lugares frescos y secos.
  • 10
    Queso
    Alexandra Grablewski via Getty Images
    El queso y el congelador no son buenos amigos. Si pones un queso duro en el congelador, se volverá quebradizo y harinoso. Si pones queso blando, perderá su textura ligera y esponjosa. Los quesos (al menos los de buena calidad) son realmente delicados, así que evita su contacto con el congelador...
  • 11
    Clara de huevo montada
    Jamie Grill via Getty Images
    ¡Ni se te ocurra meterla en el congelador! De hacerlo, perderá su esponjosidad y desprenderá un líquido nada apetecible. Esto podría arruinar por completo tu tarta... y eso es un crimen.


Close
La verdadera pesadilla en la cocina
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

ADEMÁS, TE PUEDE INTERESAR: