Huffpost Spain

La gente calificó de pornográficas estas fotos de la hija de un artista. Y esto fue lo que él respondió

Publicado: Actualizado:

Wyatt Neumann es fotógrafo y padre. En 2014 hizo con su su hija Stella, de dos años, un viaje cruzando Estados Unidos, en el que fotografió su aventura por el camino. Neumann captó atardeceres y campos de maíz y, por supuesto, a Stella, posando como suelen ir las niñas de su edad: con vestidos de princesa y poca ropa.

fton

En mitad de su viaje, lo que la Safari Gallery describe como "un grupo hiperpuritano y neoconservador" lanzó un ciberataque sobre las imágenes de Neumann, y más concretamente las de Stella. Los miembros de este grupo, que calificaron las fotos de "perversas", "enfermas" y "pornográficas", intentaron quitar toda huella de las mismas en la red. Lograron que Facebook e Instagram cerraran sus cuentas, y también criticaron la web del artista. Aunque Neumann afirma estar abierto a las opiniones de los demás sobre su obra, la "censura forzada" fue demasiado lejos.

"El público anónimo opinó sobre mi trabajo", explicó en una entrevista a The Huffington Post. "Fueron las acciones que llevaron a cabo contra mí, la realidad de que esas personas podían afectar de verdad a mi capacidad de expresión. Cerraron mi Instagram y mi Facebook, plataformas digitales imprescindibles para un fotógrafo. Tuvo un efecto físico en mi capacidad para comunicar con la gente. El hecho de que tuvieran esa capacidad de controlar mi experiencia en este vida me hizo querer luchar contra ello. Creo realmente que la obra es bella y [revela] la inocencia de la infancia".

girl

Neumann estaba decidido, en cierto modo, a convertir ese odio dirigido hacia él en algo bonito. En vez de ignorar las críticas recibidas, creó una nueva serie en la que yuxtapuso los comentarios de odio con las correspondientes imágenes que él defendía como inocentes. Lo que creó fue una muestra de fotografía que presenta ambas partes del debate moral, permitiendo a cada visitante interpretar las imágenes de forma individual.

El título de la exposición, I FEEL SORRY FOR YOUR CHILDREN — The Sexualization of Innocence in America [Lo siento por vuestros hijos: la sexualización de inocencia en América], está en parte inspirado por un comentario en las redes que recibió una de las obras de Neumann: "Todo es nauseabundo y LO SIENTO POR TUS HIJOS". La exposición examina los ataques lanzados contra sus fotografías así como lo que él ve como un segmento de la cultura contemporánea, haciendo prosperar la vergüenza y la censura, que incitó estos ataques.

"Cuando decidí hacer la muestra estaba muy triste y pensé: esto es algo bello", proseguía Neumann. "Voy a mostrárselas al mundo como yo las vi cuando las hice. Voy a ponerles marcos bonitos y las voy a colgar en bonitas paredes de una bonita galería".

La exposición presenta con orgullo las fotos de Neumann, a la vez que lanza las cuestiones que le preguntaban sus críticos online anónimos en la esfera pública. ¿Las fotografías son porno o arte? ¿Explotación o expresión? ¿Es el cuerpo humano fuente de vergüenza o de alegría? ¿De miedo o de libertad? Estas preguntas no sólo están en el núcleo de la exposición, sino en el debate sobre la sexualización de chicas jóvenes que excede los parámetros del mundo del arte.

hh

Neumann escarba los detalles más oscuros en esta afirmación: "Lo que es preocupante es la denigración despreciable del cuerpo humano, la sexualización abierta e intensa de la forma natural humana, especialmente del cuerpo desnudo de los niños despreocupados, que ya tienen que sentir la carga de la conciencia institucionalizada del cuerpo humano y la vergüenza que acompaña a la adolescencia. Mis hijos son libres, y viven sin vergüenza".

El artista añadió esto en declaraciones a nuestros compañeros de The Huffington Post: "Mis hijos tienen toda la vida para avergonzarse de su cuerpo. Mi hija pasará unos años en los que no se sentirá guapa. Quiero que mis hijos tengan una base sólida de confianza en sí mismos y autoestima".

La exposición ilustra una lucha entre muchos padres, que a menudo se sienten atacados por una sospecha pública sobre el hecho de que un hombre se quede solo con una niña. "Hasta ahora, la reacción más impactante [a la exposición] fue la de un padre que vino, un padre soltero. Se le saltaron las lágrimas. Me dicho que se enfrenta a esto a diario. 'En Estados se percibe esto. Yo, un hombre con una niña pequeña, lo siento todo el tiempo'. Como padres, lo intentamos hacer lo mejor que podemos, pero es difícil. La nueva raza de padres en este país está adoptando muchos de los valores y comportamientos que tradicionalmente pertenecían al rol de las mujeres".

Echa un vistazo a la sorprendente serie de Neumann, junto con los comentarios negativos expresados por usuarios anónimos de las redes.

  • "Este hombre es un jodido enfermo. ¿A quién se le ocurriría hacerle esto a su hija? Buen trabajo, Wyatt Neumann. Pobre niña...".
  • "Me parece un imbécil. Quiero vomitar. Las fotos de desnudos son asquerosas y perturbadoras".
  • "Lo que busca es atención. Despierta, Wyatt, tu obra de los cojones es una mierda".
  • "Todo lo bueno que eres y todo lo bueno que haces se anula por el hecho de que explotas a tus hijos. Sinceramente, no tienes ningún derecho a hacerles esto".
  • "Así estás sirviendo a tu hija en bandeja, psicópata. Te enviaré directamente un e-mail cuando encuentre esta imagen por lo más profundo de la red. Eres un pervertido, Wyatt".
  • "Dudo que alguna vez vaya a un colegio de verdad, que tenga amigos de verdad o que desarrolle un apego real con alguien, porque eso sería contraproducente al aislamiento en el que probablemente sus padres quieran mantenerla a ella y a su hermano. Apuesto a que las únicas personas que les rodean son los amigos adultos de sus padres que piensan igual que ellos, y entre los cuales puede que haya muchos pedófilos que estén a la espera de verse 5 minutos a solas con los niños. Sus padres estarán demasiado ciegos para verlo".
  • "Soy trabajador social y trabajo con niños y adultos maltratados a diario. He escuchado a niños contarme que sus padres les venden en el mercado del sexo para comprar droga; que los encierran en armarios durante horas sin comida ni agua porque no paraban de llorar; que les pegan sólo por ser niños. Wyatt, tú te tienes en mayor estima que esa gente, pero yo no. No eres mejor que ellos".
  • "Qué padre tan asqueroso".


Puedes ver las fotografías de Neumann en The Safari Gallery, 355 West Broadway.

Traducción de Marina Velasco Serrano

ADEMÁS:

Sugerir una corrección