POLÍTICA

Pedro Sánchez en programas de la tele: ¿error o acierto?

20/09/2014 13:54 CEST | Actualizado 20/09/2014 13:54 CEST

Más vídeos en Antena3

La participación de Pedro Sánchez en programas populares de televisión como forma de acercarse a los electores podría tener altos costes para su liderazgo en el PSOE, según algunos expertos. Otros creen que obtendrá más réditos que en otros formatos, porque su telegenia supera a su dialéctica.

La irrupción esta semana del principal líder de la oposición en Sálvame y El Hormiguero (este domingo estará con Risto Mejide en Viajando con Chester) ha supuesto una innovación que expertos en comunicación política consultados por Efe consideran un estrategia correcta en sí misma, pero que no terminan de ver como un acierto.

Para Ramón Cotarelo, catedrático de Ciencias Políticas y Sociología de la UNED, lo que está haciendo Sánchez es "imitando a Pablo Iglesias, que es quien realmente ha hecho una revolución mediática". "Da la impresión de que no sólo se comporta como Pablo, se viste como Pablo e imita a Pablo en todo, sino que además ahora está haciendo lo mismo: proyectarse mediáticamente sin prejuicios, rompiendo barreras", observa.

Si eso es un acierto o no "el tiempo lo dirá", dice Cotarelo, que alerta del peligro de que a Sánchez le "caiga el sambenito de copiota". En caso de que le dé buen resultado, este especialista advierte de que el secretario general del PSOE "tendría que integrase en el mundo estrambótico de los programas de ese tipo" y eso podría llevar a su desprestigio.

"Ir a un lugar donde va la gente a decir estupideces tiene el riesgo de que puedes quedar en ridículo y eso lo arrastras toda la vida, tiene costes muy altos", sostiene.

"CONFUNDIR A LOS ELECTORES"

Tamara Vázquez, profesora de Periodismo de la Universidad CEU San Pablo, también cree que Pedro Sánchez "puede perder credibilidad" y "confundir a los electorales".

En su opinión, la nueva estrategia del PSOE puede ser un "error" si sobrepasa unas "líneas que son muy difíciles de establecer". De esta forma, si Sánchez no "afina muy fino" conseguiría la "visibilidad" que busca, pero "a costa de su credibilidad como líder".

A este respecto, Tamara Vázquez diferencia claramente entre la presencia que ha tenido Sánchez en Sálvame y en El Hormiguero y no duda de que la primera ha sido una "improvisación" y una "equivocación".

"SÁLVAME ES PARAR ALGUNOS LÍMITES"

"Sálvame es pasar algunos límites; esa era una barrera que no se habían atrevido a atravesar los políticos y puede afectar a su liderazgo", advierte .

Esta profesora no cree que el líder socialista esté copiando a Pablo Iglesias, ni que su estrategia sea una consecuencia directa del fenómeno Podemos, "sino de las características del propio Pedro Sánchez, por su formación, su edad y la forma de comunicar que tienen los nuevos lideres políticos, que entienden que tienen que estar en todos los medios".

Luis Marañón, el politólogo que asesoró en estrategia y comunicación al que fuera rival de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE, Eduardo Madina, aplaudió la presencia de Sánchez en El Hormiguero desde el primer momento: "Ir al programa líder de audiencia a las 22.00 es un rotundo acierto. Y como no se había hecho nunca, más rotundo aún", escribió esa noche en su twitter, donde recordó que no era "sospechoso de preferencia alguna por el protagonista".

MÁS TELEGENIA QUE DIÁLECTICA

Para este experto, "si trabajas con una persona cuya telegenia es superior a su capacidad dialéctica no puedes dejar pasar la oportunidad", ha dicho a Efe. A su juicio, Sánchez "obtendrá más réditos en programas de televisión de ese tipo que en cualquier otro formato".

Según explica, la principal ventaja de los programas populares o familiares consiste en que "se llega a una audiencia que en ese momento no mantiene una posición defensiva hacia los mensajes políticos".

No obstante, recuerda que una "acción eficaz" como la aparición en El Hormiguero no garantiza el "éxito de la estrategia".

El también politólogo Eli Gallardo calcula en su twitter que, si el PSOE hubiera tenido que pagar los impactos generados ese día en Telecinco y en Antena 3, le hubiera "costado varios miles de euros" y anima a Pedro Sánchez a dar "continuidad" a esa nueva forma de comunicación.

¿DÓNDE IRÁ SÁNCHEZ?

El entorno más cercano de Sánchez deja claro que éste estará allí donde sea reclamado por los ciudadanos, sin discriminaciones ni prejuicios y con absoluto respeto a todas las audiencias.

Recuerdan a Efe que los seguidores de "Sálvame" también votan y que puede ser un canal como cualquier otro para responder a las inquietudes de los españoles y comunicar sus propuestas.

La impulsora de toda esta revolución en la comunicación del PSOE es Verónica Fumanal, asesora personal de Pedro Sánchez y que ya ha trabajado con otros líderes políticos en Cataluña.

Su reto es conseguir que Pedro Sánchez sea un líder conocido y reconocido, con una personalidad propia y una imagen moderna, no sólo en los ambientes políticos o periodísticos, sino entre la gente de la calle.

NOTICIA PATROCINADA