NOTICIAS

¿Por qué casi nadie quiere los Juegos de Invierno de 2022?

03/10/2014 18:21 CEST | Actualizado 03/10/2014 18:27 CEST
GTRES

La ciudad anfitriona de los Juegos de Invierno de 2022 podría decidirse lanzando una moneda al aire.

Tras la decisión de la candidatura noruega de Oslo de retirarse por la carrera olímpica, sólo quedan las de Beijing (China) y Almaty (Kazajistán).

Pese a que el Comité Olímpico Internacional (COI) declaró que las razones por las que los noruegos se retiraban estaban basadas en "medias verdades e inexactitudes", lo cierto es que en los últimos meses ya se han retirado cuatro candidaturas: Estocolmo (Suecia), Cracovia (Polonia) y Lviv (Ucrania). Además, Saint Moritz (Suiza) y Múnich (Alemania), fueron retiradas tras rechazarse en referéndum.

Pero, ¿cuáles son las razones por las que sólo hay dos candidaturas? Una pista la podemos encontrar en la lista de condiciones que el COI puso a la candidatura de Oslo y que publicaron los medios noruegos. Estas eran:

- Exigían una recepción con el rey de Noruega antes de la ceremonia de apertura. Tras ella, debía producirse un 'cocktail' en el que las bebidas fueran pagadas por la Casa Real noruega o por el comité olímpico noruego.

- Todas las carreteras por las que viajaran los miembros del COI deberían contar con un carril exclusivo para ellos que no podría ser usado por el resto de la gente ni por el transporte público.

- Exigían que el presidente del Comité Olímpico Noruego y el responsable del hotel visitara a los miembros del COI en sus habitaciones para presentarse, acompañados con tartas y frutas de temporada.

- El bar del hotel en el que se hospedasen debía extender sus horas de trabajo nocturnas y los productos en el mini-bar debían ser de la marca Coca-Cola.

- El presidente del COI debería ser recibido con una ceremonia en el aeropuerto a su llegada.

- Los miembros del COI deberían de contar con entradas y salidas exclusivas en el aeropuerto.

- Durante las ceremonias de apertura y clausura debería estar disponible un bar bien surtido para los miembros del COI. Además, durante los días de competición, se les serviría cerveza y vino en el estadio.

- Los miembros del COI deberían ser recibidos con una sonrisa en el hotel.

- Las salas de reuniones del hotel deberían mantenerse a 20ºC exactos todo el tiempo.

- En las salas para los miembros del COI en los estadios, la comida caliente debía ser reemplazada en intervalos regulares porque se advertía del "riesgo" de que los miembros del COI hicieran varias comidas.

A estas exigencias del COI se suman los exorbitantes costes que supone albergar unos Juegos Olímpicos y que provocan que, en muchas ocasiones, las instalaciones deportivas estén abandonadas tras la competición.

[Los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, diez años después (FOTOS)]

Se estima que los últimos Juegos de Sochi (Rusia) costaron en torno a los 50.000 millones de dólares, mientras que los de 2010 en Vancouver (Canadá) ascendieron a los 7.000 millones, según publicó en 2013 el diario canadiense The Globe And Mail.