INTERNACIONAL

Netanyahu se desdice: "La solución pasa por dos Estados"

19/03/2015 20:29 CET | Actualizado 19/03/2015 21:46 CET
EFE

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha aclarado que sigue defendiendo "una solución de dos estados" para lograr la paz con los palestinos y ha alegado que, mientras que su postura no ha variado en estos años, lo que sí ha cambiado es la "realidad" en la zona.

Netanyahu prometió el lunes, a horas de que se abriesen los colegios electorales, que si seguía como primer ministro no pactaría la creación de un Estado palestino. Un día después, su partido, el Likud, logró la victoria en los comicios legislativos.

Sin embargo, el primer ministro israelí ha asegurado en una entrevista con la cadena estadounidense MSNBC que sigue defendiendo una "solución negociada" para firmar la paz con los palestinos. Estados Unidos ha anunciado que revisará su política hacia Israel, lo que podría incluir la protección que da al país hebreo en Naciones Unidas, si Netanyahu cierra la puerta a la solución de los dos estados.

"No quiero una solución de un único Estado. Quiero una solución sostenible, pacífica y de dos estados. Pero para eso, las circunstancias tienen que cambiar", ha advertido Netanyahu. En este sentido, ha dicho que es la "realidad" la que ha cambiado y no él.

El jefe del Gobierno de Israel, que aspira a formar una coalición de partidos de derechas para seguir en el cargo, ha reiterado que sus líneas rojas para un hipotético Estado palestino siguen siendo que esté "desmilitarizado" y que "reconozca al Estado judío". Así, ha instado a la Autoridad Palestina a abandonar cualquier pacto con Hamás y ha alertado frente a posibles acercamientos a Irán.

GOBERNAR PARA TODOS

El primer ministro también ha negado en la entrevista que sea un racista, un calificativo con el que le ha llegado a describir la oposición después de alertar de que los árabes estaban acudiendo "en manada" a las urnas.

A pesar del matiz, Netanyahu sí ha mantenido que los movimientos árabes han recibido de forma "masiva" dinero de organizaciones internacionales --"millones o quizás decenas de millones de dólares"-- para ganar peso político en Israel.

El primer ministro ha querido dejar claro que está "orgulloso" de gobernar para "todos los israelíes tanto judíos como árabes" y ha prometido seguir destinando recursos a esta minoría para que puedan lograr una "integración real".

LLAMADA DE OBAMA

El presidente norteamericano, Barack Obama, rechazó reunirse con Netanyahu coincidiendo con su reciente visita a Washington porque, según alegó, no quería interferir en las elecciones legislativas que se celebraron el pasado martes.

En estos comicios, el partido de Netanyahu, el Likud, obtuvo la victoria y ahora el primer ministro debe gestionar la formación de una coalición que le permita seguir en el poder. Aunque Obama aún no ha felicitado personalmente a Netanyahu, éste confía en que lo haga "pronto".

Y ADEMÁS

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter