INTERNACIONAL

Un israelí finge un secuestro para impresionar a su ex novia

03/04/2015 21:54 CEST | Actualizado 03/04/2015 21:54 CEST
JAAFAR ASHTIYEH / AFP

Un chico finge ser la víctima de un delito para llamar la atención de su novia. Es loco, extremo, pero más aún si el que lo hace es israelí y lo que finge es un secuestro en Cisjordania, Palestina. Pues eso es lo que ha hecho un chico de Beer Sheva, en el centro de Israel: él y su colega, el que le encubrió, han pasado a disposición policial después de, supuestamente, levantar una falsa alarma de un posible secuestro por militantes palestinos.

Los hechos, decían, habían ocurrido cerca de la ciudad de Hebrón, una de las más conflictivas de la zona, por estar rodeada de colonias. Allí, en junio del pasado año, fueron secuestrados y muertos -de verdad- tres chicos judíos, dos de ellos menores de edad, estudiantes de una escuela religiosa próxima que hacían autoestop. Luego, radicales judíos quemaron vivo a un menor palestino en el este de Jerusalén como represalia.

Niv Asraf, el novio de 22 años, había pinchado supuestamente, se había marchado al pueblo más cercano -una zona agujereada de asentamientos- en busca de herramientas y no había vuelto en horas, decía su amigo, que esperaba en el coche.

Israel mandó a más de 2.000 soldados y policías a buscar al chico, incluso de los servicios secretos, que estuvieron durante horas cercando las villas palestinas, haciendo redadas en casas de personas inocentes, en busca de un falsamente secuestrado. 240.000 euros se invirtieron en este operativo.

Los agentes vieron que el coche estaba en perfecto estado y que el amigo, un soldado llamado Eran Nagauker, se contradecía en la versión de los hechos, por lo que sospecharon que todo era una farsa. Moti Almoz, portavoz militar, dijo que "sólo quería preocupar a su chica, que lo había dejado". El plan era que Asraf reaparecería en unos días, tras haberse "fugado" de sus captores.

El chico fue localizado alrededor de la medianoche acampado en un lecho de río seco en el asentamiento judío de Kiryat Arba, cerca de Hebrón. Estaba equipado con un saco de dormir y un suministro de comida enlatada, dijeron.

Los dos hombres están acusados ​​de dar falso testimonio, alteración del orden público y obstrucción de un oficial de policía en el cumplimiento de su deber.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

NOTICIA PATROCINADA