INTERNACIONAL

Hillary Clinton confirma oficialmente que peleará por la Casa Blanca

12/04/2015 21:11 CEST | Actualizado 13/04/2015 10:11 CEST

Ya es oficial: la ex secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton ha anunciado oficialmente su candidatura por el Partido Demócrata para competir en las elecciones de 2016 y convertirse, de conseguirlo, en la primera presidenta de EEUU. Clinton hizo pública su tan esperada decisión para intentar de nuevo llegar a la Casa Blanca este domingo, después de ser derrotada en las primarias demócratas de 2008 por el actual mandatario, Barack Obama.

La también ex primera dama, esposa del que fuera presidente demócrata Bill Clinton, ofrecerá en Des Moines, Iowa, el primero de sus discursos de campaña, en un estado históricamente clave para las candidaturas presidenciales en Estados Unidos. Está ahora por ver con qué otros adversarios de su mismo partido se encuentra en la pelea, aunque se encuentra bien posicionada en este instante.

Clinton ha publicado un mensaje en su propia cuenta de Twitter en la que afirma: "Todos los americanos necesitan un campeón. Yo quiero ser ese campeón". "Me presento a la Presidencia. Los estadounidenses han superado tiempos económicamente duros, pero el sistema sigue aún favoreciendo a aquellos que están en lo más alto. Cada día los estadounidenses necesitan un luchador, y quiero ser esa luchador. Me lanzo a hacer campaña para conseguir tu voto", asegura Clinton en un vídeo en su nueva web.

Así se pone fin a dos años de especulaciones y desmentidos y se inicia el camino, posiblemente poco competido, para llegar a ser la candidata definitiva en 2016. La noticia se ha confirmado por una serie de correos electrónicos enviados por su principal asesor, John Podesta, a donantes y a seguidores de su primer intento de asaltar la Casa Blanca, en 2008.

"Es oficial: Hillary se presenta a presidenta", afirma Podesta. El mensaje revela además que comenzará la campaña en Iowa, "para hablar directamente con los votantes" en un evento previsto para el mes que viene que servirá de acto inaugural de la campaña.

"Por ahora, solo daros las gracias. Necesitamos que la clase media signifique algo otra vez. Lo podemos hacer", concluye el mensaje, publicado en redes sociales por uno de los remitentes.

Esta es la imagen que ya muestra su página web, con el lema: "Nuevas aventuras. Nuevos capítulos".

wen clinton

Independientemente del resultado que obtenga, se abre una nueva etapa para Clinton, unos meses intensos de quien ha cautivado e indignado casi a partes iguales a los norteamericanos, primero com esposa de Bill y más tarde, como secretaria de Estado, representado a EEUU como jefa de su diplomacia. Ella ha sido, por ahora, la única primera dama en ser elegida para el Senado de Estados Unidos y una fiel funcionaria a las órdenes del político, Obama, que le arrebató la carrera a la Casa Blanca.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

UNA "EXCELENTE PRESIDENTA"

Su sucesor, el actual secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha calificado de "tremendo" el trabajo de Clinton, al "reforzar" las relaciones Estados Unidos en todo el mundo. "Hillary hizo un gran trabajo para reconstruir las alianzas que se habían reducido a pedazos con los años anteriores", ha dicho a la cadena ABC. Kerry también ha dicho que Clinton es su "amiga" y, esta vez en la NBC, "está altamente cualificada". "Tengo confianza en que hará una gran campaña", concluye.

El mismo apoyo le ha llegado del propio presidente Obama, quien le venció hace ocho años. Dice que Clinton es "su amiga" y que "sería una excelente presidenta". "Ella fue una candidata formidable en 2008, un gran apoyo para mí en las elecciones, una espectacular secretaria de Estado y es mi amiga. Creo que sería una excelente presidenta", comentó Obama en la conferencia de prensa que ofreció en Panamá al término de la VII Cumbre de las Américas.

La candidatura de Clinton ha sido bienvenida además por el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, del centro-izquierda social-demócrata, más próximo a los demócratas norteamericanos. Ha afirmado al diario Bild que "no sólo es una socia fiable de la Unión Europea y una amiga de Alemania, sino que tiene muchas tablas en el entorno internacional, de Afganistán a Oriente Medio".

HABLA LA OPOSICIÓN

El candidato republicano a la Presidencia de EEUU, Rand Paul, ha criticado a Clinton, muy pocas horas antes de su anuncio. Ha menospreciado la habilidad de la demócrata en política exterior y ha denunciado la procedencia de las contribuciones a su fundación.

Sobre todo, el republicano ha reiterado sus críticas a la ex secretaria de Estado por su gestión del ataque al consulado de EEUU en Benghazi, Libia, que se cobró las vidas del embajador Christopher Stevens y otros tres estadounidenses.

"Me pregunto si estará disponible si la llaman a las tres de la mañana", declaró Paul en la CNN, donde manifestó, en otra critica a Clinton y a su esposo, el ex presidente Bill Clinton, que el matrimonio "parece creerse por tradición que están por encima de la ley".

LISTA DESDE HACE MESES

La firma del contrato de alquiler de oficinas en el barrio neoyorquino de Brooklyn el pasado 3 de abril fue la pista definitiva de la inminencia del anuncio de Clinton, que se daba por seguro entre la primavera y el verano de este año.

"El equipo de Hillary 2016 se está formando desde hace meses, en la sombra, la gente ha dejado sus trabajos para irse con ella; nadie ha cobrado todavía, pero la maquinaria ya está en marcha", explicó a Efe una fuente demócrata cercana a la campaña.

Hace meses que Clinton comenzó a reclutar a antiguos asesores del presidente de EEUU, Barack Obama, para su campaña en ciernes, una operación política medida al milímetro con el fin de evitar los errores que frustraron sus aspiraciones presidenciales en 2008.

Entre el goteo de bajas en la Casa Blanca para unirse al equipo de Clinton destaca el nombre de quien está ya al mando de la campaña: John Podesta, asesor de Obama y antiguo jefe de gabinete en la Administración de Bill Clinton.

LA FAVORITA

En este segundo intento de ser presidenta, Clinton no solo vuelve a partir como la favorita de su partido, sino que está considerada la "apuesta inevitable" de los demócratas en una de las primarias menos competidas de su historia.

"Tendrá oponentes de poca talla en las primarias, pero tendrá oponentes. Necesitamos que tenga interlocutores para debatir y presentar sus posturas", comentó a Efe la misma fuente demócrata.

Se barajan los nombres del exgobernador Martin O'Malley, el exsenador Jim Webb y el senador Bernie Sanders, ninguno de ellos con posibilidades reales frente a una candidata tan fuerte como Hillary Clinton.

La que no se presentará es la senadora por Massachusetts Elisabeth Warren, la favorita del ala más izquierdista del partido, un sector que ha hecho presión para que compitiera como alternativa a la apuesta centrista y del sistema que ven en Clinton.

En este gráfico interactivo puede verse el nivel de apoyo de los previsibles candidatos, elaborado por The Huffington Post.

(Sigue leyendo después del gráfico...)

SU PASADO, ARMA DE DOBLE FILO

Su pasado como primera dama, senadora y secretaria de Estado es un arma de doble filo: le otorga un reconocimiento que no tiene ninguno de los potenciales candidatos a la Casa Blanca en 2016 y al mismo tiempo proporciona a los republicanos abundante munición para torpedear su campaña.

Los dos candidatos conservadores que ya han hecho oficial su candidatura, los senadores Ted Cruz y Rand Paul, no han esperado al anuncio de Clinton para dar comienzo a los ataques contra la ex primera dama.

El anuncio de Clinton precederá al que con toda probabilidad hará al día siguiente el senador Marco Rubio, una figura en ascenso dentro de las filas republicanas pero con una capacidad recaudatoria mucho menor que el candidato favorito del aparato del partido, Jeb Bush.

El hermano e hijo de ex presidentes fue el primero en manifestar su interés por la Casa Blanca a mediados de diciembre, pero aún no ha oficializado una candidatura que se da por segura y para la que ya ha comenzado una activa recaudación de fondos entre algunos de los donantes más poderosos del partido.

Si los pronósticos se cumplen y las encuestas aciertan, Hillary Clinton podría acabar compitiendo por la Casa Blanca con el hermano del presidente al que quiso suceder hace ocho años, George W. Bush.

Cuando anunció su primera candidatura para competir por la Casa Blanca en 2007, Hillary tenía 59 años y acababa de ser reelegida para un segundo mandato como senadora por el estado de Nueva York.

El domingo, con 67 años, una Hillary Clinton ya abuela volverá a intentar cumplir el sueño confeso de su vida, ser presidenta del país, tras haber encabezado la diplomacia estadounidense durante cuatro años (2009-2013) como secretaria de Estado de Barack Obama, el joven senador que en 2008 dio la sorpresa y le arrebató la candidatura demócrata.

"Convertirme en abuela me ha hecho pensar mucho en la responsabilidad que todos tenemos como administradores del mundo que heredamos y que un día dejaremos en herencia. Ser abuela, en lugar de hacerme querer bajar el ritmo, me ha animado a acelerar", confiesa Clinton en un nuevo epílogo de su libro de memorias Hard Choices publicado este viernes por el Huffington Post.

ASÍ SON SUS CONTRINCANTES REPUBLICANOS CONFIRMADOS

Ted Cruz


ted cruz


Ted Cruz ha sido el primero en dar un paso al frente. El senador de Texas, el primero latino por este estado, anunció que dará la batalla en un evento en Lynchburg, Virginia, en la Universidad de la Libertad, la mayor universidad cristiana en el mundo. De 44 años, es originario de Canadá, hijo de padre cubano y madre estadounidense, aunque ha renunciado a la nacionalidad canadiense. Suele vestir botas de avestruz, cuenta con importantes habilidades de oratoria y en los últimos dos años se ha hecho con un nombre propio desde que se inició en el Senado.

Es un crítico perenne con la administración Obama. Posiblemente su batalla ha sido contra Obamacare en 2013 fue la más importante, dado lugar a un enfrentamiento entre demócratas y republicanos y, en última instancia, a un cierre del gobierno de 17 días. Cruz dio entonces en el Senado un discurso de 21 horas.

Es tremendamente popular entre los círculos conservadores y del Tea Party, en retroceso, por o que tiene aún que buscar importantes apoyos y dinero en la base republicana.

Ted Cruz es un fuerte defensor de la industria de las armas y el derecho a portarlas. Votó en contra de la prohibición de los rifles de asalto, de fortalecer las penalidades por el tráfico de armas, y de expandir los chequeos de antecedentes por la compra de armas por internet. Votó a favor de expandir los derechos de los veteranos de portar armas, expandir los permisos de portar armas ocultas.

Rand Paul


rand paul


Rand Paul es senador, rara avis entre los conservadores, republicano opuesto a guerras en el extranjero, que moviliza a jóvenes, que pide más celo con el derecho a la privacidad y que quiere hacer historia al llevar a la Casa Blanca la ideología ácrata, de menor intervención del Estado, de los "libertarios".

Paul, de 52 años, llegó a la política aupado en la figura de su padre, Ron Paul, un veterano e incansable político que resucitó el ideario "libertario", una vertiente de los republicanos que quiere volver a los principios fundacionales del país y que ha conquistado a un gran número de jóvenes en Estados Unidos.

Ese grupo de libertarios hizo "ruido" en las primarias de 2012, cuando Ron Paul era el candidato, y podría convertir ahora al heredero de la ideología libertaria en uno de los favoritos.

Durante tres años consecutivos, Paul se ha proclamado el favorito de los asistentes de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), en la que se dan cita los principales candidatos conservadores y donde se mide la intención de voto de las bases republicanas.

Rand Paul es un oftalmólogo que en 1988, cuando su padre se presentó como candidato presidencial del recién fundado Partido Libertario, comenzó a verse inmerso en política y que dedica parte de su tiempo a aplicar sus conocimientos de medicina gratis a los más desfavorecidos.

En 2014, el senador por Kentucky viajó a Guatemala para realizar cirugía y tratamiento oculares a los más necesitados, una misión que resaltó hoy al anunciar sus aspiraciones presidenciales explicando la experiencia de devolver la vista a aquellos que no podían ver.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN